Publicado 30/12/2021 14:11CET

El detenido por el crimen machista de Elche se presentó en casa de su anterior pareja con una pistola y un kaláshnikov

Imagen del detenido por el crimen machista de Elche
Imagen del detenido por el crimen machista de Elche - CNP/EUROPA PRESS

Tenía antecedentes por intentar cortar el cuello y casi matar a otro hombre en una "simple pelea"

ALICANTE, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El hombre de 21 años detenido como presunto autor del crimen machista de su pareja, una joven de 25 años, en el barrio de los palmerales de Elche (Alicante), el día de Navidad, ha sido arrestado en la madrugada de este jueves cuando se presentó en casa de una novia anterior, con la que tenía una niña de 18 meses, en un momento en el que iba armado con una pistola 9 mm y un sufusil de guerra, AK-47, conocida como kaláshnivok.

Así lo ha dado a conocer en rueda de prensa en Elche el comisario jefe de la ciudad, Pedro Montore, que ha comparecido junto con el Comisario Provincial de Alicante, Ignacio del Olmo, el jefe provincial de Operaciones y responsable del dispositivo que ha llevado a detener a este individuo, Manuel Lafuente, y la subdelegada del Gobierno, Araceli Poblador.

El detenido, que estaba huido desde el crimen, se había atrincherado en una vivienda de la avenida Ausiàs March de Elche, donde residía una anterior novia con la que había tenido un bebé, pero que en el momento de los hechos no se encontraban allí ya que la Policía las había puesto bajo vigilancia policial por "riesgo extremo" desde 48 horas antes, en un lugar seguro y durante todo el día.

En cambio sí que estaban en la casa la abuela de la niña junto con otras personas más, en un número que no ha concretado, pero que han resultado ilesas en la actuación policial. La casa era uno de los puntos que mantenía la Policía bajo control, por si se presentaba el sospechoso del crimen de Yolanda, una joven de 25 años, natural de Paraguya, que murió de un tiro en la cabeza el día de Navidad.

La madre de su anterior pareja y abuela del bebé fue quien alertó a los agentes de la llegada del presunto autor del crimen, momento se activó el protocolo de situación "crítica", que ha acabado resolviéndose con la detención del presunto asesino, que recibió a la Policía a disparos, aunque no se ha registrado ningún herido ni entre los rehenes ni los agentes.

El comisario de Elche ha calificado al detenido de delincuente armado, potencialmente peligroso y antecedentes violentos por, en concreto, haber intentado degollar a un hombre en una "simple pelea" y al que casi le mata. Desde que se tuvo conocimiento del crimen de Yolanda, el trabajo en la Comisaría ha sido "intenso", con la participación de varias brigadas y todos los medios disponibles, con la principal hipótesis de que la pareja de la joven era el presunto autor del asesinato, al no dar con él y estar desaparecido.

Los agentes establecieron distintos puntos de control para detenerle pero también para proteger a posibles parejas que hubiera tenido con anterioridad, y contactaron con una exnovia, con la que tenía un bebé de 18 meses, y aunque en este caso, al igual que en el de Yolanda, no figuraban denuncias previas, al tomar declaración a la joven la Policía comprobó que igualmente era víctima de violencia de género.

Fue precisamente en la vivienda en la que habitualmente residía su pareja donde se presentó esta madrugada el sospechoso y fue la madre de ella la que avisó a los agentes, momento en el que se activó el protocolo previsto. "Ha ido a buscar a su expareja y a la niña y, al detectar que la niña no estaba, ha entrado violentamente a la casa", ha detallado el comisario, quien ha señalado que desconocen las pretensiones que tenía, si llevarse a la bebé o arremeter contra alguna persona que allí estaban.

20 MINUTOS HASTA LA DETENCIÓN

Al detectar la presencia policial, el presunto autor les recibió con disparos, aunque pudo ser detenido, tras transcurrir unos 20 minutos, tras entablar conversaciones con él y registrarse "algún disparo más".

Como ejemplo de la peligrosidad de esta persona, el comisario ha destacado que se le intervino un arma de fuego, pistola 9 mm --de la que no ha precisado si pudo ser la usada para matar a Yolanda--, y kaláshnikov, cargados y con munición en bolsas.

En la operación no hay más detenidos, de momento, aunque no se descarta que pueda haberlos porque se investiga si ha podido contar con alguna ayuda e infraestructura que pudiera haberle protegido en estos días de huida. En todo caso, no ha concretado ningún dato más por secreto de las actuaciones.

El comisario ha recalcado que se ha entregado cuando se ha visto "totalmente acorralado" y sin que le quedara "ninguna opción". El hecho de cómo podía disponer de esas armas también está bajo secreto de investigación ya que se trata de un armamento que no es fácil de encontrar "ni en el mercado ilegal". "La dificultad y la premura es que no es un delincuente de violencia de género al uso, sino que podía incluso saber los procedimientos de la Policía", ha concluido el comisario.

Por su parte, Poblador ha felicitado a la Policía su rápida actuación y la celeridad en la detención de este individuo, porque ha contribuido a evitar víctimas, en un operativo que ha calificado de "ejemplar y rápido". La subdelegada ha lamentado la lacra del machismo y ha subrayado la importancia de que toda la sociedad se implique en la sensibilización y en "poner voz en denunciar" y estar con las víctimas. En estos dos casos, no había denuncias previas.

Contador