Actualizado 17/10/2012 22:12 CET

Educación destinará 4 millones para los centros interesados en ofrecer actividades formativas a sus docentes

Los sindicatos critican que este modelo "no asegura" que la formación llegue a todos los centros educativos

VALENCIA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Educación, Formación y Empleo ha informado a los representantes sindicales de la Mesa Sectorial de Educación acerca de la nueva convocatoria de ayudas que está preparando para que los centros educativos de la Comunitat Valenciana puedan desarrollar cursos de formación del profesorado.

Esta nueva convocatoria de ayudas, que se publicará en las próximas semanas, prevé destinar cuatro millones de euros para que aquellos centros que estén interesados, puedan ofrecer a sus docentes actividades formativas personalizadas, es decir, adaptadas a las necesidades de su personal docente.

Se trata de este modo de poner en marcha el nuevo modelo de formación del profesorado de la Comunitat Valenciana, durante este curso 2012-13, que confiere plena autonomía a los centros escolares para diseñar sus propios itinerarios de formación permanente del profesorado. Los centros educativos, por tanto, tendrán la capacidad de concretar las necesidades formativas del claustro en su conjunto, así como de cada uno de los miembros que lo componen.

En concreto, aquellos colegios e institutos que resulten beneficiarios de la ayuda, que oscilará entre los 1.500 y los 3.000 euros, podrán decidir qué tipo de formación contratarán para sus docentes, cómo y cuándo se impartirá.

La Conselleria publicará en las próximas semanas la convocatoria de las ayudas para que los centros puedan solicitar esta aportación económica que destinarán a actividades formativas durante el curso escolar 2012-13.

Podrán participar en este concurso de ayudas los centros públicos educativos de enseñanzas de educación infantil, educación primaria, educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional, enseñanzas de régimen especial y educación de personas adultas dependientes de la Generalitat.

Entre los criterios para baremar los proyectos se tendrá en cuenta la participación del equipo directivo en las actividades, el porcentaje del profesorado participante, así como la integración del centro en la red de centros plurilingües, la red de centros de calidad, o la catalogación del centro como inteligente, superplurilingües, o con contrato-programa.

Los centros concretarán las actividades de formación a desarrollar en el Programa Anual de Formación del centro (PAF), recogido en la Programación General Anual (PGA), que contará con la aprobación del claustro de profesores.

La principal novedad del nuevo modelo formativo del profesorado es la creación de una Unidad de Formación en cada centro docente, que será gestionada por un responsable o coordinador, que tendrá que presentar un Plan Anual de formación del centro y dedicará un número concreto de horas a la semana solo a esta tarea.

Asimismo, cada uno de los docentes no universitarios de la Comunitat dispondrá de una cuenta-formación propia y personal, a través de la cual podrá controlar en todo momento su historial formativo, decidir hacia dónde encaminar sus esfuerzos de formación, cómo actualizar sus competencias profesionales o qué cursos son los más recomendados para su perfil.

LOS SINDICATOS

Ante esta medida, CCOO ha criticado que este concurso se realiza en el marco de una orden de formación que la propia conselleria "tiene previsto dejar sin efecto", dado que ya planteó su derogación en la Mesa Sectorial del pasado mes de julio, y que "cambia sustancialmente todo el marco normativo que regula la formación del profesorado".

Además, entiende que esta propuesta "se realiza con el curso iniciado, sin que los centros tengan conocimiento del concurso, y una vez que ya han elaborado sus programas de actividades y de formación". Es decir --ha agregado-- que los centros "deberán modificar sustancialmente sus programas de actividades si desean participar en esta convocatoria".

Junto a ello, CCOO ha puntualizado que este modelo "no asegura que la formación llegue a todos los centros educativos que la piden, ya que se establece un baremo que resulta discriminatorio para centros de reducidas dimensiones, o claramente insuficiente para centros con un elevado número de profesores".

Por su parte, ANPE considera que debe ser el claustro el que detecte las necesidades formativas de los profesores de acuerdo con las características de su centro y de su alumnado. "El claustro debe ser el que promueva las iniciativas en la formación, respetando la autonomía de los centros", ha dicho.

Asimismo, ha pedido que esta ayuda sea complementaria para realizar las actividades de formación necesarias que no incluya el Plan de Formación de la Conselleria. "Es responsabilidad de la Administración asegurar que todos los centros cuenten con profesorado debidamente formado y con la actualización pedagógica necesaria".