Federació de Campaners subraya la importancia de supervisiones periódicas para evitar incidentes

Actualizado 08/01/2015 13:52:30 CET
La campana que se desprendió del Micalet
Foto: AVAN

VALENCIA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Federació Valenciana de Campaners ha destacado este jueves la importancia de supervisiones periódicas en los campanarios para evitar incidencias como la producida por la caída de la campana 'El Jaume', en los días de Navidad en el campanario de la Catedral de Valencia, conocido como 'Micalet'.

   Según ha informado la entidad en comunicado tras una reunión de su Junta, con carácter extraordinario, la Federación ofrece todo su apoyo a los campaneros de la Catedral y se alegra de que no se produjeran daños personales sino únicamente materiales.

   Asimismo, lamenta que 'El Jaume', una campana de "gran valor histórico y patrimonial, haya sufrido desperfectos", aunque confía en el "buen criterio" de los responsables de la Catedral de Valencia y los campaneros de la Catedral para que la restauración le devuelva "todo su esplendor".

CAMPANAS CON VIDA

   La Federació Valenciana de Campaners, que trabaja para el fomento del toque manual de las campanas en toda la Comunitat, ha subrayado que las campanas mejor cuidadas "son aquellas que tienen vida, es decir, campanarios que tenen campaneros que hacen sonar las campanas y les cuidan, y que están siempre pendientes de ellas, tal y como se demostra en todo el territorio valenciano".

   "Los campanarios que más probabilidades tienen de incidentes son aquellos que no están bajo la supervisión periódica de gente campanera que se encarga de velar por el buen estado de los elementos que forman parte de las campanas y de la sala donde se albergan, ya  que en las torres sin supervisión pasan desapercibidos posibles roturas de elementos de la campana" y también posibles averías, añaden.

   Por este motivo, reivindica que los campaneros son "garantía de seguridad en los campanarios", indica la Federación, que está a la espera de las conclusiones de los técnicos contratados para determinar el motivo de la caída de 'El Jaume' y si fuera necesario plantear "medidas adicionales de seguridad" en los campanarios valencianos "para que este patrimonio material e immaterial de todos los valencianes siga llenando de música nuestros pueblos y ciudades".