Actualizado 08/03/2022 21:01

El feminismo sale a las calles de València por el 8M para "acabar con todas las violencias machistas"

Un grupo de mujeres sostiene pancartas en una manifestación por el 8M, Día Internacional de la Mujer, a 8 de marzo de 2022, en Valencia, Comunidad Valenciana (España).
Un grupo de mujeres sostiene pancartas en una manifestación por el 8M, Día Internacional de la Mujer, a 8 de marzo de 2022, en Valencia, Comunidad Valenciana (España). - Jorge Gil - Europa Press

Últimas noticias sobre el 8M de 2022 Día de la Mujer

VALENCIA, 8 Mar. (EUROPA PRESS)    El movimiento feminista ha salido a las calles de València este martes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en una marea violeta que se ha declarado "abiertamente abolicionista" y ha exigido una "revolución feminista" para "derribar el patriarcado", "acabar con todas las violencias machistas" y hacer frente a "todas las guerras, en las que las mujeres son todavía moneda de cambio".

   La marcha, bajo el lema 'Les dones fem revolució feminista' ('Las mujeres hacemos revolución feminista') ha salido sobre las 19.00 horas de la calle Xàtiva, junto al instituto Lluis Vives, y ha recorrido

   Entre banderas, globos y pañuelos violetas, y al ritmo de batucada, las manifestantes han mostrado carteles con mensajes como 'Ojalá a la sociedad le diera tanto asco la violación como la menstruación', 'Por un feminismo de clase y abolicionista', 'El feminismo será transincluyente o no será', 'Not all men pero siempre men', ' Los violadores existieron antes que las minifaldas' y 'Hoy gritamos más fuerte pero luchamos todo el año'.

   Asimismo, se han mostrado 'Hartas de la mercantilización de las mujeres', 'Hartas de la explotación reproductiva', 'Hartas de la violencia obstétrica' y 'Hartas de todas las violencias machistas', y han asegurado: 'No somos histéricas, somos históricas'.

   La portavoz de la Coordinadora Feminista de València Ana Gimeno ha destacado, en declaraciones a los medios, que entre las "reivindicaciones fundamentales" de la marcha violeta de este año está la de "las mujeres como sujeto político del feminismo" y "el derecho de las mujeres a un aborto dentro de la legalidad en el sistema público de salud". Además, "también especialmente esta manifestación se declara abiertamente abolicionista de la prostitución", ha subrayado.

   En la misma línea, también des de la Coordinadora Feminista, Ángela Escribano ha advertido que, tras una pandemia que impidió la manifestación del pasado año, "las mujeres han retrocedido en derechos y libertades". Por ello, ha llamado a "acabar con todas las guerras, donde las mujeres son todavía moneda de cambio"; "acabar con todas las violencias machistas", los "techos de cristal" y "todo aquello que significa el patriarcado".

"LA FUERZA DE LA RAZÓN"

   Asimismo, otra de las representantes de la Coordinadora, Gabriela Goriana, ha añadido: "Tenemos que seguir reivindicando nuestros derechos, que no son otros que los derechos humanos de todas las mujeres". "Aunque no tenemos la razón de la fuerza, sí la fuerza de la razón, y por eso estamos aquí y seguiremos estando, luchando por nosotras por las mujeres, que somos la mitad de la humanidad".

   Ya en las Torres de Serranos, se ha llevado a cabo la lectura del manifiesto de la convocatoria, a cargo de cuatro mujeres que representan algunas de las diferentes realidades de las mujeres: una joven, una mayor, una migrante y una con discapacidad.

   El manifiesto --suscrito por unas 200 entidades-- ha reivindicado "una legislación abolicionista del sistema prostitucional, de la pornografía i los úteros de alquiler"; medidas "urgentes para la erradicación de la pobreza de las mujeres" y "políticas con dotación presupuestaria y desarrollo total de leyes específicas tanto de igualdad como de violencia de género, ya sea en el ámbito autonómico o estatal", entre otras cuestiones.

   De este modo, han subrayado la necesidad de "seguir luchando para que el feminismo sea esencial en la agenda política y en la conciencia de toda la sociedad", al tiempo que han advertido que el éxito de movilizaciones pasadas "ha provocado una importante reacción patriarcal", ante la que plantean "más feminismo". Así, "ante la crispación, el insoportable ruido, el negacionismo y la violencia" han abogado por "más feminismo".

   Además, el manifiesto ha puesto el foco en que "las desigualdades que sufrimos las mujeres en el mundo laboral tienen su origen en la división sexual del trabajo", que supone "peores condiciones laborales, más desempleo, contratación temporal y parcial, una brecha salarial del 21,2% y una brecha aún más grande en las pensiones, que supera el 33,6%"

   Las feministas han denunciado la "alianza criminal entre patriarcado y capital" y "la escalada belicista patriarcal y la devastación medioambiental que amenaza el planeta, circunstancias que afecta de manera especialmente grave a las mujeres y a las niñas, así como todos los tipos de violencias y agresiones directas que sufren las feministas por todo el mundo".

   Más de 200 asociaciones han participado en la marcha, como también representantes políticos como el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra; el alcalde de València, Joan Ribó, y la delegada del Gobierno, Gloria Calero.

   El Consell ha acudido con una pancarta bajo el lema 'Cuidarse es feminista'. Mónica Oltra ha llamado a que "las mujeres conquisten la vida pública" y ha pedido que se "compartan" los cuidados entre hombres y mujeres para que las mujeres puedan cuidarse también a sí mismas. Puig ha añadido que "hay una realidad de desigualdad profunda en la vida cotidiana" y que los hombres también deben hacer "todo lo posible" para dejar atrás esa situación.

Más información