Publicado 27/10/2020 11:30CET

FSIE insta a Educación y Sanidad a instalar sensores de CO2 y filtros HEPA en las aulas ante la llegada del frío

Imagen de recurso de un aula.
Imagen de recurso de un aula. - EUROPA PRESS - Archivo

   VALÈNCIA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FSIE), sindicato mayoritario en la enseñanza concertada en la Comunitat Valenciana, ha propuesto a las conselleries de Educación y de Sanidad que estudien la implantación de sensores de CO2 o purificadores de aire para "hacer frente al posible contagio aéreo de coronavirus durante el invierno cuando el clima no permite una ventilación constante sin poner en riesgo la salud de los alumnos".

    Así, FSIE ha reclamado a Educación que desarrolle un protocolo específico frente a la llegada del invierno en el que se recojan propuestas alternativas a la ventilación para evitar la transmisión aérea y que consiga hacer compatible el clima con la salud. "No podemos en pleno invierno estar ventilando o con las ventanas abiertas sin riesgo de que los alumnos puedan sufrir las consecuencias de las bajas temperaturas, hay que buscar un plan B", advierte la entidad en un comunicado.

   El sindicato señala que "a día de hoy no hay instrucciones concretas ante la llegada del frío y el único recurso que tienen al alcance los profesionales para proteger al grupo de un posible brote por vía aérea es el de la ventilación de las aulas".

   En este contexto, ha recordado que, según la comunidad científica, el riesgo de contagiarse en espacios cerrados es veinte veces superior que al aire libre. "Por ello tenemos que adelantarnos a lo que está por venir para que no nos pille desprevenidos. Si no se pueden abrir las ventanas todo lo que quisiéramos habrá que pensar en alternativas seguras", recalcan.

   Al respecto, el sindicato propone alternativas como la de sensores de CO2 --cuyo precio ronda los 35 euros--, un sistema que permite saber qué concentración de aire exhalado hay en el ambiente y a partir de ahí cuántas renovaciones de aire por hora se requieren para reducir el riesgo de contagio.

   Así mismo, existen también purificadores con filtro HEPA que consiguen depurar el aire y limpiarlo de carga viral lo que "resultaría compatible con el clima y la salud de los alumnos, al tiempo que nos permitiría mantener a raya al virus".

   FSIE ha explicado que actualmente "ni la Conselleria de Educación ni la de Sanidad contemplan un escenario diferente en cuanto a ventilación para la llegada del invierno y sugieren mantener las ventanas abiertas todo el tiempo que sea posible y ventilar entre clases y al principio y fin de la jornada escolar".