Gómez subraya que València "dejará fuera la corrupción" y frenará "al fanatismo": "Seremos capital de la libertad"

Publicado 27/01/2019 12:56:27CET
Acto del PSOE en el polígono del Cabanyal con Sandra Gómez, Pedro Sánchez, Ximo
SANDRA GÓMEZ @SANGOMEZLOPEZ

VALÈNCIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La candidata del PSPV a la alcaldía de València, Sandra Gómez, ha subrayado este domingo que en las elecciones municipales del próximo mes de mayo la ciudad de València "no solo dejará fuera a los corruptos, sino que frenará al fanatismo", ha reivindicado para señalar que la ciudad será "capital de la libertad" porque en estos comicios la ciudad se juega que "la domine el odio o la alegría, el machismo o la igualdad, la intolerancia o la libertad".

Gómez se ha pronunciado en estos términos en un acto del PSPV en el barrio del Cabanyal en València para presentar su candidatura a la alcaldía de la ciudad, que ha contado con la presencia del líder del PSOE, Pedro Sánchez, y del secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, a quienes se ha dirigido para decirles: "Esta es la verdadera València, una ciudad que no va a permitir que nadie limite nuestro futuro, vamos a defender la libertad y la igualdad".

En su intervención, ha subrayado que sale a "ganar" para conseguir una ciudad "de libertades", que sea "de todas y todos" y sumando "mayorías de gobierno con las fuerzas progresistas". "Cuando ganemos estas elecciones lo primero que haré será convocar una gran mesa social, donde estén todas las voces sociales, económicas y democráticas para pactar las cuestiones más importantes de nuestra ciudad, para sacar del partidismo lo que no puede ser partidista, para que acordemos juntos y juntas hacía donde va esta ciudad", ha remarcado.

Ha señalado que si en los comicios de 2015 la ciudadanía se movilizó "para expulsar la corrupción", este mayo "la ciudad no solo va a dejar fuera a la derecha corrupta", sino que también "va a frenar al fanatismo".

Para la candidata, estas "no son unas elecciones más". "No son unas elecciones entre partidos, si no entre dos formas distintas de entender nuestra sociedad, entre los que somos democrátas y el fanatismo", ha remarcado para ilustrar que los dos modelos enfrentados son aquellos que hacen "política para la gente" y quienes "hacen política contra la gente que odian, contra los migrantes, contra el colectivo LGTBI, contra las mujeres".

"¿Cómo van a caber los discurso del odio en la Valèncias que acogió el Aquarius? ¿Cómo va a caber el odio en la ciudad que lloró la pérdida de Carmen Alborch?", se ha preguntado para incidir en que "la derecha populista no cabe en la ciudad que hizo suyas el último alegato de la exministra para que el feminismo sea Patrimonio de la Humanidad".

En este punto, Gómez ha enfatizado que cuando sea alcaldesa "las políticas de igualdad dependerán exclusivamente de alcaldía" porque, según ha dicho, la política que importa es "la que da más oportunidades y nos hace más libres; que habla de que los mayores no tengan que dejar sus centros de día o sus medicamentos por no poder pagarlos; que sube el salario mínimo y las pensiones; la que contesta a los que agitan el miedo del catalanismo", ha indicado.

Gómez ha recriminado a la candidata del PP a la alcaldía de València, María José Catalá que en la Convención Nacional de los 'populares' se dirigiera a Pablo Casado para prometerle València y recuperarla para el PP.

"La derecha tiene ese sentido patrimonial del poder y de València, con razón la han saqueado durante tantos años. ¿Va a recuperar València para el PP de Taula o para el que tuvo más de 14.00 niños en barracones?", se ha preguntado para remarcar que "nadie va a recuperar València para los corruptos". "Pedro, yo no te prometo València porque nosotros le prometemos las instituciones a la personas, a sus barrios y sus familias", ha señalado.

LA IZQUIERDA "SE CENTRA EN LO IMPORTANTE"
En este punto, ha señalado que en los momentos "más decisivos" la "izquierda que se centra en lo importante" y, por tanto, "ese debe ser el futuro de València" que "frente al fanatismo", tiene que ser "la capital de la libertad; la ciudad donde cada persona pueda ser lo que quiera ser".

Así ha reivindicado un 'cap i casal' "sin límites", en el que se hable "menos de los que ocurre en el centro y más de lo que pasa a las personas de los barrios trabajadores", donde la conciliación sea la nueva frontera de nuestro Estado del Bienestar y la educación de 0 a 3 años sea pública, donde los mayores y los dependientes no abandonen sus centros de día o residencias porque no puedan pagarlos".

También, que sea una ciudad, con servicios de movilidad garantizados y en la que esta cuestión "salga del terreno del conflicto" y donde "existan trabajos de calidad para todos, donde el código postal de tu barrio no marque los limites de tus metas".

Gómez ha señalado que la elección del Cabanyal no era casual, sino que responde a "la valentía" que demostró el barrio "para frenar la ola de especulación y destrucción" y lograr "salvar su identidad". Así, ha enfatizado que ella es "hija" de ese barrio que el PP "quiso destruir", y ha resaltado que València está formada por "gente corriente" y es "de los hombres y ahora, sobre todo, de las mujeres libres".

Para que todo eso sea posible, ha pedido a los valencianos "que nadie se quede en casa". "Cuando nos jugamos que nuestra ciudad la dirija el fanatismo o la convivencia, nadie puede quedarse en casa", ha zanjado.

Pos su parte, la secretaria provincial del PSPV en la provincia de Valencia, Mercedes Caballero, ha señalado que el trabajo de estos cuatro años tanto en la Comunitat como en la ciudad de València "han devuelto el orgullo de ser valencianos" y han conseguido acercar "la igualdad que no se puede dejar escapar". "Sandra, València no es el parque temático que Rita Barberà creía, sino que son sus gentes, sus barrios y queremos seguir recuperandolo", ha enfatizado.