Publicado 01/03/2021 15:48CET

Un hombre se declara culpable de matar a otro en Castellón tras "romperle la nuez" y exculpa a una segunda acusada

Juicio en la Audiencia de Castellón
Juicio en la Audiencia de Castellón - EUROPA PRESS

CASTELLÓ, 1 Mar. (EUROPA PRESS) - -

Un hombre se ha declarado culpable de la muerte de otro tras "romperle la nuez" y de deshacerse del cadáver en un huerto de Castellón y ha desvinculado totalmente a una segunda acusada de los hechos en el juicio con jurado que ha comenzado este lunes en la Audiencia Provincial de Castellón.

La fiscal pide para el acusado 25 años de prisión y otros 20 años para la acusada por un delito de asesinato, así como 5 y 4 años de cárcel, respectivamente, por un delito de robo con violencia, mientras que las defensas de los procesados han solicitado su libre absolución.

Según el escrito de conclusiones provisionales del ministerio fiscal, el acusado mantuvo una relación sentimental con la víctima durante varios años mientras cumplía una condena en la cárcel. Incluso la víctima llegó a contratar un seguro de vida por 25.000 euros a favor de su cónyuge. Cuando el procesado quedó en libertad y regresó a Castellón, ambos mantuvieron la relación hasta octubre de 2018, cuando la víctima se enteró de que el acusado mantenía una relación sentimental con la otra acusada.

Tras enterarse el acusado de que la víctima le había denunciado por apropiarse de su coche y conociendo la existencia del seguro de vida, junto con la otra procesada, decidieron acabar con la vida del otro hombre, de modo que el 24 de febrero de 2019 pasaron a recogerlo por el Albergue Municipal con un vehículo. El vehículo era conducido por el acusado, mientras que la acusada iba en el asiento trasero.

Según la fiscal, al llegar a un parking, y tras una discusión, el acusado detuvo el vehículo, momento en el que la procesada cogió el cable de una plancha y lo colocó alrededor del cuello de la víctima, comenzando a apretarlo con fuerza. Mientras, el acusado, para intentar evitar que los descubrieran, arrancó el coche y siguió conduciendo hasta que paró el vehículo en un huerto de naranjos, donde comprobaron que había fallecido. Además, se apoderaron de un anillo de oro que llevaba la víctima y de cuatro teléfonos móviles y abandonaron el cuerpo en el huerto.

A pesar de que la abogada del acusado, cuando se ha dirigido a los miembros del jurado, ha señalado que la única autora de la muerte había sido la procesada tras mantener "por celos" una discusión con la víctima, su defendido se ha declarado culpable y ha desvinculado a la otra acusada de los hechos.

Así, el acusado ha indicado que el día de los hechos fue a recoger a la víctima al albergue junto a la otra acusada, a la que -según ha dicho- dejó en un lugar donde ejercía la prostitución. Según ha dicho, el continuó el camino con la víctima, hasta que pararon y se pusieron ha hablar un rato. Entonces, tal y como ha relatado, cuando abrió el maletero del coche para enseñarle a la víctima que llevaba en su interior sus pertenencias, esta le envolvió con un cable.

Entonces, según el acusado, se giró y cogió a la víctima por el cuello hasta que le rompió la nuez y, posteriormente, le enrolló el mismo cable para meterle en el coche. Posteriormente, ha indicado que fue a buscar a la otra acusada, a la que le dijo que la víctima estaba durmiendo y, posteriormente, él se deshizo del cadáver.

"ACTO REFLEJO"

El acusado ha aclarado que él no tenía conocimiento de que era beneficiario del seguro de la víctima y que no tenía intención de causar la muerte, sino que fue "un acto reflejo". Preguntado por qué en declaraciones anteriores había acusado a la otra procesada de la muerte, el acusado ha explicado que se había enterado que ella había dicho cosas negativas de él a la Policía "que no correspondían con la realidad". "Por eso le tiré toda la mierda, cuando en realidad fuí yo", ha añadido.

Por su parte, la acusada, que se ha declarado inocente, ha corroborado prácticamente la versión de los hechos que ha ofrecido el acusado en el juicio, aunque sí ha señalado que el procesado le había dicho que creía que la víctima había hecho un seguro de vida a nombre de él.

Ante las contradicciones en las que, según la fiscal, ambos acusados han incurrido en el juicio, ha solicitado que se aporten las declaraciones que habían realizado con anterioridad. El juicio continará este martes.