Actualizado 14/08/2009 21:02 CET

El Hospital General de Valencia utiliza termómetros infrarrojos de última generación

VALENCIA, 14 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Hospital General de Valencia ha puesto en funcionamiento un sistema de toma de temperatura corporal anticontaminante con la última generación de termómetros clínicos que pueden comprobar si el paciente tiene fiebre "instantáneamente y sin contacto", según informó el centro en un comunicado. Su uso se ha implantado en el propio hospital y en todos los centros de atención primaria y de especialidades del Departamento Valencia-Hospital General.

Los nuevos termómetros permiten una repetición "inmediata" de las medidas, están siempre "listos" para su uso y miden la temperatura de la persona a una distancia de entre 5 y 15 centímetros. En dos años es capaz de realizar 40.000 mediciones electrónicas, indicó el centro, que precisó que su fiabilidad y garantía ha sido probada "clínicamente y mejora sensiblemente" los tiempos de tomas de constantes a los pacientes hospitalizados.

Entre sus especificaciones para las condiciones de uso habituales resaltan la posibilidad de tomar la temperatura del paciente en un ambiente de entre 10 y 40 grados centígrados y más de 85% de humedad, "sin que se altere el funcionamiento correcto del termómetro". Con este termómetro por infrarrojos se acaba con los inconvenientes de la toma de temperatura mediante vía axilar, ótico, oral o rectal, indicó el centro.

Asimimo, al no haber contacto no necesita esterilización. Su capacidad de memoria es de 32 mediciones y a través de un sistema de lectura de código de barras que lleva el paciente en su identificación de pulsera, se transfieren a la historia clínica electrónica. Es por tanto, un sistema "rápido, higiénico y seguro y no es necesario despertar al paciente, si se halla descansando".

Para su adquisición los responsables del General han realizado un estudio de pruebas con más de 70 modelos de termómetros digitales y de infrarrojos, con aplicaciones sistemáticas y registros en distintas unidades del hospital hasta conocer las prestaciones de cada uno de los modelos probados así como la fiabilidad. Finalmente se ha elegido este sistema de infrarrojos cuyo uso comporta un ahorro de más de 6.000 euros anuales al sustituir los termómetros convencionales.

Solamente en las áreas pediátricas se sigue utilizando la vías rectal y ótica, mediante sistema infrarrojo pero con pístola enfundada con envoltorios desechables reutilizable para el mismo niño y con alto grado de control de variabilidad mínima. Para la medición de temperatura pediátrica rectal, se mantiene el termómetro digital.

Lo más leído

  1. 1

    El Congreso aprueba la propuesta de Podemos para eliminar mensajes de odio en redes sociales

  2. 2

    Moreno se inclina por el cierre perimetral de Andalucía antes del puente y cambiará el horario del toque de queda

  3. 3

    Entra en vigor el estado de alarma tras su publicación en el BOE

  4. 4

    ¿En que consiste el nuevo estado de alarma? Estas son las principales medidas

  5. 5

    Captan la atmósfera de un mundo a 260 años luz que 'no debería existir'