Publicado 11/04/2022 17:58

El IVF cierra 2021 con un resultado positivo de 9,1 millones de euros

Archivo - El director del IVF, Manuel Illueca
Archivo - El director del IVF, Manuel Illueca - GVA - Archivo

VALÈNCIA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Institut Valencià de Finances (IVF) ha presentado sus cuentas anuales correspondientes al año 2021, de las que se desprende que cerró el pasado ejercicio con un resultado positivo de 9,1 millones de euros frente a los 0,4 millones euros de 2020, el sexto año consecutivo con beneficios. Esto es consecuencia de la realización de más de 2.300 operaciones y 216,5 millones de euros concedidos, con un incremento del 39,2 por ciento de la cifra de negocio respecto al periodo anterior.

El director general de este organismo, Manuel Illueca, ha destacado que "por sexto año consecutivo el IVF obtiene beneficios al cierre de un ejercicio". Además, ha añadido que "la actividad registrada por el IVF en 2021 supuso cifras récord para esta institución, pues en la historia de este organismo nunca se habían realizado tantas operaciones por importes tan reducidos", según ha informado en un comunicado.

De hecho, el importe medio de los préstamos bonificados diseñados como respuesta a la crisis se ha situado en 52.775 euros y, según ha asegurado el director general, "el IVF está al servicio de los trabajadores autónomos y las empresas y da respuesta a las necesidades de financiación que estas puedan tener en cualquiera de las fases de su plan de negocio y ante cualquier coyuntura macroeconómica".

El año 2021 vino marcado por la pandemia y las graves consecuencias financieras derivadas de la paralización de determinadas actividades económicas. En este contexto, Illueca ha constatado que "fue necesario apostar por la financiación de circulante en los sectores más afectados y por la financiación de inversión en las actividades menos castigadas" por la crisis.

Asimismo, "se han sabido generar las herramientas más adecuadas para dar respuesta a esta situación y obtenido una muy buena aceptación por parte del tejido productivo valenciano, como confirman las cifras del balance de actividad de 2021", según ha explicado Manuel Illueca.

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021, el IVF ha contado con siete instrumentos de financiación diferenciados y adaptados según las necesidades y circunstancias de personas autónomas y empresas en cada momento. Entre ellos se encuentran líneas bonificadas, productos cofinanciados con fondos europeos provenientes del Feder 2014-2020 y líneas de carácter social. En conjunto, "el IVF ha realizado durante 2021 un total de 2.319 operaciones a través de estos instrumentos financieros, a las que han concedido 216,5 millones de euros".

El IVF trata de "desarrollar políticas económicas basadas en instrumentos financieros que sean útiles y eficaces para el tejido productivo valenciano". Por ello, se ha incluido en el último decreto de agilización de trámites administrativos la posibilidad de bonificar también el coste financiero --intereses, comisión de aval, gastos de formalización, etc-- de operaciones otorgadas por entidades privadas, y no únicamente las concedidas por el propio IVF.

Además, dentro de la ampliación del marco normativo del IVF, se permitirá la posibilidad de conceder financiación bonificada con cargo a los beneficios de años anteriores y, para ello, se prevé la creación del Fondo Promocional IVF, en tanto que reserva dotada con cargo al beneficio del ejercicio del IVF.

Entre las cifras incorporadas en la cuenta de resultados destaca que la cifra de negocio asciende a 5,6 millones de euros, lo que supone un un incremento del 39,2% en comparación con el ejercicio anterior y como consecuencia de la combinación de varios factores: por una parte, los ingresos obtenidos de los préstamos concedidos, que aumentaron un 31,9% y, por otra, los ingresos por prestación de servicios, que crecieron un 116,1%.

Los gastos de personal aumentaron un 6,3% --0,1 millones-- y los gastos por servicios exteriores subieron un 177,1% --1,3 millones--, debido principalmente a la contratación de profesionales para el apoyo en la gestión de solicitudes y la formalización de operaciones de préstamo concedidas, dado el incremento exponencial registrado en el ejercicio.

"A día de hoy, el IVF es un organismo solvente, consolidado y capaz de dar una respuesta rápida a las necesidades que puedan surgir en momentos puntuales, atendiendo a la naturaleza de los sectores o colectivos que conforman el entramado empresarial y económico de la Comunitat Valenciana", ha afirmado el director general.

TASA DE MOROSIDAD

Desde su refundación en 2015, fecha en que recuperó las competencias en materia de financiación al sector privado, el IVF ha renovado por completo su cartera de clientes. En este sentido, Illueca ha subrayado que "se ha apostado por una gestión prudente, desde el punto de vista del riesgo de crédito de las operaciones, siguiendo siempre criterios profesionales y equiparables a los de la banca comercial".

A fecha de hoy, el 94% de las operaciones financiadas por el IVF continúan en riesgo normal, mientras que las operaciones morosas tan solo representan el 0,56% de la cartera. Aunque "se espera un repunte de la morosidad en los próximos meses, debido a la situación de incertidumbre por la invasión rusa en Ucrania, la entidad recuerda que "la práctica totalidad de las operaciones otorgadas como respuesta a la pandemia cuentan aval de AFIN SGR y reaval de Cersa, por un porcentaje que supera, en media, el 70% del riesgo vivo".