Publicado 06/02/2020 15:39

Un jurado popular juzgará en junio a la acusada de matar al hijo de su pareja en Elda (Alicante)

Portal de la vivienda en la que sucedieron los hechos
Portal de la vivienda en la que sucedieron los hechos - EUROPA PRESS

El fiscal pide para ella prisión permanente revisable, la primera vez que se solicita en la provincia de Alicante

ALICANTE, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular juzgará el próximo mes de junio, entre los días 8 y 15, a la mujer acusada de asesinar en agosto de 2017 en Elda (Alicante) al hijo de ocho años de su pareja, un menor que estaba en régimen de acogida. La acusada se enfrenta, por primera vez en la provincia de Alicante, a una petición de prisión permanente revisable por asesinato por parte de Fiscalía.

La mujer alegó, en un primer momento, que ella y el niño habían sido atacados por dos hombres que llevaban cascos de moto, por lo que, además del asesinato, también se le acusa de simulación de delito. Además, Fiscalía le pide una multa de 1.620 euros y una indemnización de 5.000 euros para cada uno de los padres de acogida por daños morales.

El niño era un menor de acogida cuyos padres de acogimiento se habían separado. La madre era la titular del acogimiento familiar permanente mientras que el padre, un conocido preparador de atletismo, tenía un régimen de visitas de fines de semanas alternos.

Según el escrito del ministerio público, a la mujer, pareja del padre y del que estaba embarazada, le resultaba un problema la "presencia frecuente y el cuidado y atención que debía prestar" al niño.

De acuerdo con la calificación provisional, cuando su padre se fue trabajar, la acusada, "aprovechándose" de que estaba sola con el menor y "con la intención de quitarle la vida", cogió al pequeño de la camiseta que llevaba puesta a medias y por la espalda "estiró fuertemente" a la altura del cuello hasta que le provocó la muerte por "asfixia" e "hipoxia encefálica por comprensión cervical", visible por el hematoma de cinco centímetros que menor tenía en el cuello.

El pequeño fue hallado desnudo en el suelo de la casa en parada cardiorrespiratoria y la mujer maniatada, con la camiseta y el sujetador cortados con un cuchillo, "simulando abuso sexual" y con contusiones, provocadas por ella misma con una piedra de su balcón "para simular un robo", según el escrito.

La acusada, en prisión provisional desde el 1 de junio de 2018, declaró, según las conclusiones provisionales, que había sido atacada por dos hombres vestidos de motoristas con cascos integrales y guantes en la puerta de su domicilio en compañía del menor.

La mujer declaró en su primera versión de los hechos que, tras introducirles de nuevo en la vivienda, desistieron de agredirle sexualmente al estar embarazada, tras lo que le dieron un golpe que la mantuvo inconsciente. Asegura la acusada que cuando se despertó "sintió que estaban agrediendo" al menor "y que habían abusado sexualmente de él", según el escrito del fiscal.

Una versión que, según la acusación, estuvo preparando durante los días previos señalizando lugares con papelitos para dar veracidad a su historia. Esto provocó una compleja investigación policial durante un año.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Elda dictó orden de prisión provisional, comunicada y sin fianza el 1 de junio de 2018 para ella ante la inconsistencia de la versión. La mujer padece de hipoacusia, pero esta circunstancia no limita su capacidad de comprender ni entender.