Medio Ambiente y la Confederación del Júcar acuerdan el cierre al paso de caballos de las pasarelas del parque fluvial

Un caballo cruza el Turia por una de las pasarelas del parque fluvial
GENERALITAT VALENCIANA
Actualizado 13/12/2018 13:13:26 CET

   VALÈNCIA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y la Confederación Hidrográfica del Júcar han acordado prohibir el paso de caballos a través de las pasarelas en el parque natural del Turia en favor de la "seguridad de las personas que visitan este espacio", según ha informado la Generalitat en un comunicado.

   La administración autonómica ha explicado que esta decisión se ha tomado "después de producirse incidentes al coincidir en las pasarelas caballos y otros usuarios" y teniendo en cuenta también "el deterioro de los elementos estructurales de estas dotaciones y en su capa de rodaduras".

   No obstante, con el objetivo de que los seguidores de los deportes ecuestres puedan seguir disfrutando de este parque natural, la conselleria va a llevar a cabo la adecuación de recorridos para paseos a caballo, ha destacado la Generalitat.

   Así, se señalizarán y acondicionarán los badenes a través de los cuales jinetes y caballos podrán vadear el río para completar el camino que realicen sin tener que cruzar las pasarelas. La administración autonómica ha subrayado que así se conseguirá "preservar la seguridad de todos los usuarios del parque fluvial del Turia".

   La Generalitat ha destacado que el recorrido que une la ciudad de València con la localidad valenciana de Vilamarxant, junto al río Turia, conocido como Parque Fluvial del Túria, presenta "una gran afluencia de visitantes diaria". A este respecto, ha apuntado que un estudio de 2010 reflejó que cerca de un millón de personas lo visitó durante ese año.

   A lo largo de este parque, hay veinte pasarelas que permiten el paso de una orilla a otra del Túria, dado que el vial zigzaguea entre las dos orillas dando acceso a los distintos municipios y a algunas urbanizaciones cercanas al río.

DESGASTE

   Las pasarelas instaladas en el año 2009 han soportado el paso del tiempo, el vandalismo y el trasiego de caballos, que en vez de utilizar vados en el río cruzan de una orilla a otra a través de las pasarelas, lo cual produce un "desgaste considerable" en la capa de rodadura debido a los cascos herrados, ha expuesto la Generalitat.

   Los principales perfiles de usuarios de este parque fluvial son senderistas, cicloturistas y jinetes a caballo, ha agregado la administración valenciana. Así, ha indicado que "debido a la alta densidad de visitantes no es raro que coincidan en el paso de las pasarelas diferentes usuarios, a pie, en bicicleta o con montura", una circunstancia que origina "situaciones de riesgo tanto para el jinete y el caballo como para el resto de usuarios".