Actualizado 20/04/2021 16:12 CET

Merino (Cs) promete una oposición constructiva y firme a Puig para "atraer al PSOE al centro"

Primera reunión de Ximo Puig y Ruth Merino en el Palau de la Generalitat
Primera reunión de Ximo Puig y Ruth Merino en el Palau de la Generalitat - CS

VALÈNCIA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La síndica de Cs, Ruth Merino, ha garantizado este martes al 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, que mantendrán "una oposición constructiva pero firme ante el nacionalismo y el populismo" y que tratarán de "atraer al PSOE al centro". "Quizá en determinadas cuestiones estaría más cerca de nosotros que de sus socios", ha aventurado en relación a Compromís y Unides Podem.

   En la primera reunión entre ambos, la nueva portavoz de Ciudadanos tras la salida de Toni Cantó ha mostrado a Puig su preocupación por la falta de vacunas y ha exigido que la hostelería pueda abrir hasta las 21 horas y se agilicen las ayudas, así como que ponga en marcha el fondo COVID de 76 millones que pactaron en los presupuestos y se revise el acuerdo de reconstrucción que apoyaron todos los partidos menos Vox.

   Merino ha remarcado ante los periodistas que este encuentro de más de una hora, a petición suya, se enmarca en la normalidad y "no hay que darle más importancia", además de prometer que Cs seguirá "tendiendo la mano para la reactivación económica y sanitaria" y para negociar los presupuestos.

   También quiere que se mantengan las conversaciones para "intentar mejorar" cualquier iniciativa del Botànic, sin dejar de "plantar cara", y "seguir fiscalizando y siguiendo muy de cerca las restricciones injustas o excesivas siempre para los mismos sectores".

   En esta línea, ha transmitido al líder del PSPV su preocupación porque "la Comunitat no recibe todas las oportunidades que merece a veces por ideologías o cuestiones partidistas" y ha llamado a trabajar por una sanidad, una educación y un turismo "excelente para que la gente venga a instalarse".

   Merino, en general, ha asegurado que Puig coincide con Cs en "muchísimas cosas" como la colaboración público-privada, donde están "muy de acuerdo en que hay ámbitos que es necesaria" aunque puedan discrepar en la forma y "sus pactos de gobierno no se lo permitan".

   No están de acuerdo en iniciativas como la creación de una agencia tributaria federal en España, que "él cree muy necesaria" pero Cs no, y comparten la visión de "el desprestigio actual en la política, los extremismos y la polarización". "Quizá en el fin estamos de acuerdo, nosotros con criterios mucho más liberales y menos tirantes", ha resumido.

   UNA MIRADA ABIERTA CON EL IDIOMA

   En la reunión no han hablado de "ninguna ley", ni de la electoral que necesita el apoyo de Ciudadanos ni de la de radiotelevisión pública valenciana, y Merino ha instado a Puig "tener una mirada abierta con el idioma" en sanidad y educación para "no cerrarse a la Comunitat".

   "Nosotros somos mucho más aperturistas, de abrirnos al mundo con varios idiomas para unir", ha defendido, mientras cree que las políticas del Botànic a veces dividen más que unen.

"CORDIALIDAD"

   Por su parte, en Presidencia de la Generalitat enmarcan este encuentro en la relación institucional de Puig con todos los partidos y destacan el "tono de cordialidad". El jefe del Consell, según estas fuentes, ha trasladado a la síndica de Cs su intención de mantener la interlocución para "tratar asuntos de la agenda valenciana y desplegar el acuerdo presupuestario" alcanzado en 2021.

   También valoran positivamente la posición de Ciudadanos en el Congreso a favor de "cuestiones clave" para la Comunitat Valenciana como la reforma de la financiación autonómica, una iniciativa de Compromís que consensuó con los socios del Gobierno (PSOE-Unidas Podemos) y salió adelante con la abstención del PP y el rechazo de Vox.

Contador

Para leer más