Publicado 07/07/2020 16:43:42 +02:00CET

Mozart, Wagner, Rossini y Verdi para una temporada de reflexión sobre la resiliencia humana en Les Arts

Presentación de la nueva temporada de Les Arts
Presentación de la nueva temporada de Les Arts - MIGUEL LORENZO / MIGUEL LORENZO

   VALÈNCIA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Mozart, Wagner, Rossini y Verdi centran la nueva temporada de Les Arts 2020-2021 en la que el coliseo valenciano quiere reflexionar, en este tiempo "excepcional" por la pandemia de la Covid-19, sobre el paso del tiempo y la evolución humana para adaptarse a los nuevos desafíos.

   El director artístico, Jesús Iglesias Noriega, acompañado del presidente del Patronato, Pablo Font de Mora, y de la secretaria autonómica de Cultura y Deporte, Raquel Tamarit, han presentado este martes la nueva programación que contará con un presupuesto de 6 millones y con un aforo limitado al 75% y uso obligatorio de mascarillas para respetar la normativa sanitaria.

   El coliseo presentará diez óperas, dos de ellas producciones propias y una en versión concierto. Además, zarzuela, danza, lied, flamenco, otras músicas y las bandas valencianas también estarán presentes dentro de la apuesta de Iglesias de hacer de Les Arts un "teatro musical". Además, se rescatan algunas de las obras que tuvieron que cancelarse por la pandemia.

   En la segunda temporada de Iglesias al frente de Les Arts quiere servir de marco de reflexión sobre la capacidad de la especie humana para sobreponerse a la adversidad: "Un ejercicio muy necesario ante los retos que afronta el mundo tras la irrupción del coronavirus", ha aseverado.

   Para ello, la programación comenzará con "la sobrecogedora" propuesta de Romeo Castellucci para el 'Réquiem' de Mozart, que "transforma una música de difunto en un canto a la vida", seguido de la visión coreográfica de María Pagés en 'Una oda al tiempo', la sinfonía 'Leningrado' de Shostakóvich en nuestro primer concierto o el estreno en España de 'Fin de partie' de Kurtag, basada en la obra homónima de Beckett".

   El discurso artístico se sustenta también en la referencia a grandes autores, creadores y renovadores y su aportación al género operístico: Shakespeare y Arrigo Boito para 'Falstaff'; Charles Perrault en 'La Cenerentola', de Rossini; Metastasio y 'L'isola disabitata', de Manuel García; 'Cavalleria rusticana' como cumbre del 'verismo'; el drama musical wagneriano; la innovación teatral de Samuel Beckett o la revolucionaria dramaturgia de Castellucci.

   Asimismo, ha remarcado la irrenunciable apuesta de Les Arts por los artistas españoles, "imprescindible en este momento", en todas sus facetas: dirección musical, escena, danza, 'lied' y repartos.

   La temporada ahondará en las líneas esbozadas en el curso anterior con la presencia de ópera del siglo XXI ('Fin de partie'); repertorio de Mozart ('Mitridade') y de Verdi ('Falstaff'); la restitución de los compositores centroeuropeos ('Tristan und Isolde', de Wagner), así como la reivindicación del patrimonio español ('Il tutore burlato', de Martín i Soler; 'L'isola disabitata', de Manuel García; y 'El barberillo de Lavapiés', de Asenjo Barbieri).

   Grandes batutas participarán en 'Les Arts és Simfònic', como Fabio Luisi o Daniele Gatti, además de los españoles más internacionales como Gustavo Gimeno, Pablo Heras-Casado o Juanjo Mena y reputados especialistas en el foso, como Mikko Franck, una de las más sólidas batutas wagnerianas para 'Tristan und Isolde' o Marc Mikowski, reconocido mundialmente por sus trabajos con el Barroco y el Clasicismo.

   En la escena, Les Arts presentará a grandes renovadores, que junto con Castellucci, dirigen por primera vez en València: Pierre Audi y su minimalista 'Fin de Partie', Àlex Ollé con su impactante 'Tristan und Isolde', Laurent Pelly y su brillante ejercicio de teatro musical en 'La Cenerentola' o la rompedora y fresca adaptación de 'Falstaff' de Mario Martone.

   En el apartado de voces, 'Les Arts és Lied' congregará a Lise Davidsen, Ainhoa Arteta, Christian Gerhaher, René Pape, Anita Rachvelishvili y Sonia Yoncheva. Destacable también el concierto de Joyce DiDonato en 'Les Arts és Grans Veus'.

   En este sentido, los repartos de ópera incluyen a cantantes especialistas en cada uno de los repertorios. Les Arts presenta en España 'Fin de Partie' con el mismo elenco de su estreno absoluto en Milán, mientras que los más especialistas rossinianos, como Anna Goryachova, René Barbera y Carlos Chausson conforman el elenco de la nueva producción de 'La Cenerentola'. Igualmente, para Verdi, cantará en la Sala Principal el Falstaff de referencia, Ambrogio Maestri, acompañado de Violeta Urmana, que debuta en el papel de Mrs. Quickly.

   Wagner también regresa con primeras figuras: Stephen Gould, Tristan de referencia, el debut como Isolda de Elena Pankratova y la presentación en Les Arts de, posiblemente, el mejor bajo de su generación, René Pape. Mientras que en 'Cavalleria rusticana' y 'Pagliacci', que cierra 'Les Arts és Òpera', Jorge de León realiza la proeza de interpretar los exigentes roles de Turiddu y Canio, acompañado de solistas como Sonia Ganassi o el emergente Misha Kiria.

ZARZUELAS Y OTRAS MÚSICAS

    Esta próximas temporada se mantiene el compromiso por restaurar la importancia de la zarzuela con la producción de 'El barberillo de Lavapiés' de Alfredo Sanzol, bajo la dirección musical de Miguel Ángel Gómez Martínez. La danza se consolida como capítulo con "entidad propia" con especial atención al baile español, danza contemporánea y ballet clásico: el flamenco de 'Una oda al tiempo', de María Pagés Compañía, inicia un ciclo que cuenta también con el debut de La Veronal y su espectáculo 'Sonoma', ideado por el valenciano Marcos Morau, con la clausura en junio de la Compañía Nacional de Danza con 'Giselle', en una propuesta de Joaquín de Luz.

   'Les Arts és Flamenco' crece también en diversidad y número de conciertos para reunir a los artistas más relevantes del cante jondo: José Mercé, Duquende, La Macanita, Argentina o Niño de Elche. Además, 'Les Arts és Altres Músiques' continúa con su labor por ofrecer la variedad de géneros más completa, desde el fado con Mariza; la esencia del cabaret berlinés de Ute Lemper o el 'jazz', con el guitarrista Pat Metheny.

PLÁCIDO DOMINGO Y HELGA SCHMIDT

   Por otra parte, Pablo Font de Mora se ha referido al tenor Plácido Domingo para afirmar que, "en principio", no se le va a volver a contratar por "una serie de circunstancias" que afectan a su figura como su "avanzada edad". Cuando se le ha preguntado si se debe a las acusaciones de abuso sexual que llevaron al patronato del coliseo a retirar el nombre del artista de su Centro de Perfeccionamiento ha dicho: "No tiene nada que ver".

   Ha agregado que su figura cuenta con "la admiración de todos aquí" porque es "el más grande tenor de la historia vocal española y universal" y su nombre "nunca debe quedar desligado de la historia de Les Arts". No obstante, ha insistido en que la decisión de retirar su nombre del Centro de Perfeccionamiento fue "muy meditada" porque "la crisis" abierta por estas denuncias y la declaración que realizó el propio artista era "incompatible" con "el ideario" que defiende Les Arts.

   Sobre esta cuestión, Raquel Tamarit ha admitido sentirse como mujer "muy incómoda" con que el centro llevara el nombre del tenor desde "el primer momento" en que se conocieron las denuncias. "A título personal sí que me incomoda", ha señalado y más, ha comentado, cuando la propia persona ha reconocido los hechos.

   Por otra parte, Font de Mora se ha mostrado partidario de que pueda haber un recuerdo a la que fuera intendente del coliseo, Helga Smith, que falleció el pasado octubre antes de ser juzgada por una presunta malversación en una causa en la que los acusados resultaron finalmente absueltos.

   Ha precisado que no se trataría de poner su nombre a una sala del coliseo o del Centre de Perfeccionament y "más tras lo ocurrido" con Domingo --"sería un feo absoluto a la figura de Plácido", ha dicho-- ni hacer un concierto 'ad hoc', pero sí dedicarle una de las citas de la próxima temporada, como el Requiem de Mozart. Con todo, se trata de una decisión "política" que debe adoptarse en el patronato.