Nuevas rutas para redescubrir la València judía y modernista de la mano de Blanquina March y Azorín

La concejala Glòria Tello en la presentación de las guías literarias
EUROPA PRESS
Publicado 30/10/2018 15:13:26CET

VALÈNCIA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales del Ayuntamiento de València ha presentado dos nuevas guías literarias para redescubrir la ciudad siguiendo a personajes históricos de relieve, con el foco en la València judía de la mano de Blanquina March, la madre de Joan Lluís Vives, y la modernista con el escritor Azorín.

Las obras han sido presentadas este martes en rueda de prensa por la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, y por la arquitecta, profesora de la Universitat Politècnica de València y autora de 'Blanquina March y la València judía', Marilda Azulay; y el director de la colección y uno de los autores de 'Azorín y la València modernista', Daniel Benito.

La edil ha resaltado la posibilidad de "vivir" la ciudad de la mano de personajes como Blanquina March o Azorín y ha señalado que espera que estas guías "continúen iluminando las líneas de València", a través de las cuales es posible aprender y querer "mucho más" las calles.

"Vivir la ciudad no es solo recorrerla, es asumirla tal cual fue y tal y como es. A través de las guías podemos aprender y querer mucho más las calles, los edificios y los barrios de la ciudad donde tenemos la suerte de residir", ha destacado Tello.

La guía de Azulay permite pasear por la ciudad que Blanquina March conoció, un recorrido de "recuerdos difuminados", según ha explicado Tello. "De la València judía, sus calles, sinagogas, comercios e historia específica no ha sobrevivido casi nada", ha lamentado la edil.

En este sentido, Tello ha alabado el trabajo de Azulay, ya que considera que ha sabido "desentrañar" la historia de forma "didáctica, turística y rigurosa", y la autora ha destacado la dificultad para establecer una "identificación" entre vivencia y escenario, ya que la vivencia se encontraba "oculta" porque los judíos eran perseguidos y el escenario ha desaparecido.

De esta forma, Azulay ha explicado que se ha movido por el "sentimiento" y la "puesta en valor" de la València judía y que ha tratado de realizar el recorrido con el "más dulce de los pensamientos".

"No olvidemos la historia de March ni la historia de la València judía, que es también nuestra historia", ha resaltado la autora, que ha comenzado el recorrido de la obra en la sinagoga oculta donde detuvieron al marido de March, Lluís Vives Valeriola, en la calle Cruz Nueva.

La guía, que se puede seguir tanto "funcionalmente" como dando "giros" y decidiendo a qué espacios acudir, termina su recorrido en la calle actualmente denominada Lluís Vives, a la izquierda de la cual vivió March y nació Vives, según explicó el escritor, aunque Azulay ha precisado que aún faltan investigaciones que lo corroboren.

UNIVERSIDADES LITERARIAS

Por otro lado, la obra dedicada a Azorín (Monóvar, 1873-Madrid, 1967), que pese a no ser valenciano escribió uno de sus libros en honor a la capital del Túria, recorre la calle la Paz, las universidades literarias y los edificios modernistas.

En este sentido, Tello ha detallado que se trata de una zona con "sorpresas impensables" en una serie de viviendas que el autor describe ayudando a los lectores a mirarlas de otro modo, para "huir" de su estética actual y situarlas en un "contexto histórico artístico".

Por su parte, Benito ha hecho hincapié en realizar un recorrido "más sereno, tranquilo y evocativo", con unas guías que comentan lo que existía en la ciudad en el momento en el que el personaje escogido vivía, y ha destacado la importancia de "resucitar" el barrio judío y su historia, y hacer así "un tipo de justicia" a las familias.