Publicado 03/03/2021 19:19CET

Paterna ultima la instalación de cámaras en Terramelar, Lloma Llarga, Bovalar, Mas del Rosari y La Coma

Paterna (Valencia) ultima la instalación de cámaras en Terramelar, Lloma Llarga, Bovalar, Mas del Rosari y La Coma y comienza en La Canyada
Paterna (Valencia) ultima la instalación de cámaras en Terramelar, Lloma Llarga, Bovalar, Mas del Rosari y La Coma y comienza en La Canyada - AYUNTAMIENTO DE PATERNA

VALÈNCIA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Paterna (Valencia) ha finalizado la instalación de las cámaras de la red de videovigilancia y control de tráfico en las áreas industriales de Táctica, Fuente del Jarro y Los Molinos, mientras finaliza su implantación en los barrios periféricos.

Para esta semana está prevista la finalización de la instalación de estas cámaras en Terramelar, Lloma Llarga, Bovalar, Mas del Rosari y La Coma, tras lo que la próxima comenzará la implantación del sistema en La Canyada.

Así culmina una nueva fase de este proyecto enmarcado en el plan Actúa, cofinanciado con los fondos europeos FEDER. Con una inversión de 600.000 euros, pretende reforzar la seguridad ciudadana y la protección de todo el término municipal.

Tras la finalización de la instalación en La Canyada se iniciarán los trabajos en el casco urbano y en las áreas empresariales de L'Andana y Parque Tecnológico, "blindando así la ciudad con esta potente infraestructura de videovigilancia" que tiene prevista la implantación de 300 dispositivos repartidos en vía pública y en el interior de edificios municipales.

Con este proyecto, Paterna se posiciona como ciudad inteligente con tecnología aplicada al bienestar de los vecinos gracias a una red de videovigilancia puntera que mejorará la seguridad activa, aumentando la vigilancia de forma remota y en tiempo real, resalta la teniente de alcalde de Seguridad, Movilidad y Transición Ecológica, Nuria Campos.

El sistema PLC (Power Line Communications) utiliza el cableado de la red de alumbrado público, ofreciendo información en tiempo real, captando imágenes panorámicas y permitiendo la identificación de matriculas si fuese necesario.

Las imágenes son recepcionadas en el centro de control que se ubicará en la central de la Policía Local, donde habrá servidores y captadores de imágenes que serán visionadas y cribadas por personal cualificado, permitiendo una rápida respuesta en caso de que sea necesaria la intervención de las fuerzas de seguridad y agilizando el trabajo de los policías.