Publicado 23/02/2015 18:58CET

Un policía de Alicante acusado de cohecho niega haber cobrado de dos gestores para facilitar la expedición de NIE

ALICANTE, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un hombre, agente de Policía Nacional, ha negado este lunes en un juicio con jurado celebrado en la Audiencia Provincial de Alicante haber cobrado dinero de dos gestores a cambio de tramitar certificados de Número de Identificación de Extranjeros (NIE) sin que sus clientes tuvieran que viajar a España para obtener la documentación personalmente, tal y como exigía la ley en esa época.

La Fiscalía pide provisionalmente para el agente, que está temporalmente apartado del servicio, una pena de cinco años de prisión y una multa de 3.600 euros por un delito continuado de cohecho. La misma condena y por el mismo delito reclama para otros dos acusados, los gestores que trabajaban para establecimientos inmobiliarios ubicados en la zona de Torrevieja y la costa de Orihuela.

Los hechos se registraron en 2011 y 2012 y fueron detectados después de que una abogada de Orihuela presentase una queja ante la Policía Nacional al constatar que muchos de sus clientes extranjeros renunciaban a sus servicios y acudían a los de los procesados porque los trámites eran mucho más rápidos.

Según el ministerio público y la Abogacía del Estado, que ejerce la acusación particular en esta causa en representación de la Dirección General de la Policía, la legislación requería en esa época que el ciudadano solicitante de un NIE se personase en comisaría, rellenase un formulario y pagase una tasa de 9,18 euros a fin de obtener la documentación.

El NIE es necesario para comprar una segunda residencia en España, pagar impuestos y realizar otros trámites de carácter social o administrativo. La mayoría de los clientes de los gestores enjuiciados precisaban el documento para adquirir una vivienda.

El ministerio público sostiene que los gestores ofrecían supuestamente a diferentes establecimientos de gestión inmobiliaria y extranjería "la posibilidad de obtener certificados de NIE de forma más rápida de lo habitual". Así, cobraban presuntamente por cada documento 100 euros, de los que la mitad era para el policía encausado.

"Durante el periodo referido el funcionario grabó en la aplicación informática Adextrra de comisaría 2.180 certificados con normalidad, y se estima aproximadamente en 270 los NIE que grabó irregularmente", sostiene el fiscal en su escrito provisional de acusación.

El policía fue arrestado en su puesto de trabajo de la Brigada Provincial de Extranjería, en la comisaría provincial de Alicante, el 27 de marzo de 2012. En una mochila de su propiedad se localizó dos formularios de solicitud de NIE y un folio con el número de teléfono de la gestora acusada. Mientras tanto, en el registro de su domicilio, ubicado en Aspe, se hallaron, escondidos en la funda de un arma, 9.550 euros procedentes, presuntamente, de las "ganancias por su actividad ilícita", añade el acusador.

GANANCIAS DE SU MUJER

El agente ha negado en esta primera sesión del juicio haber percibido dinero alguno de los otros coacusados. "Nunca me han pagado nada. Me han destrozado mi vida y mi trabajo", ha afirmado, al tiempo que ha atribuido los 9.550 euros en efectivo hallados en su casa a las ganancias obtenidas por su mujer como "deportista de élite y entrenadora de un club de baloncesto", que ésta no ingresaba en el banco.

Según su versión, los dos gestores procesados solían acudir por lo general con los clientes extranjeros a comisaría para obtener el NIE. Solo "puntualmente" lo hacían sin éstos y en esas ocasiones presentaban los "poderes notariales" requeridos, poderes que él no hacía constar en los correspondientes expedientes porque la ley no le "obligaba a ello".

El agentes ha justificado con argumentos de distinta índole las diversas irregularidades detectadas en los certificados de extranjerías sospechosos, como que no llevaran aparejados un turno o número de cola de la comisaría o que constaran en ellos domicilios inexistentes. Aunque ha admitido "por regla general" que el extranjero tuviera en esa época que acudir personalmente en comisaría para obtener el NIE, ha matizado que la ley estaba sujetan a "interpretación" y que era corriente que sus superiores hiciesen ciertas excepciones porque "había muchas quejas" de los gestores.

Para leer más