El Rey aboga por una "convivencia generosa" y ensalza los valores constitucionales que "cohesionan" como sociedad

Actualizado 18/01/2019 15:59:47 CET
422016.1.500.286.20190118131809
Vídeo de la noticia

   Puig ensalza el carácter "arbitral" de Felipe VI en un escenario "extremadamente complejo" como el actual

   VALÈNCIA, 18 Ene. (EUROPA PRESS) -

El rey Felipe VI ha defendido este viernes el compromiso con los valores constitucionales y democráticos que "cohesionan y fortalecen como sociedad" ante los retos que han de venir y ha hecho especial mención a la necesidad de una convivencia "generosa" en un contexto de diversidad y pluralismo.

"Una convivencia --ha dicho-- que es frágil, que no nos podemos permitir perder y que requiere que cuidemos en todo momento los vínculos que nos unen y que nos han de unir siempre, una convivencia generosa cuyo germen, en última instancia, se aloja en lo más profundo de nuestro ser, pero por la que hay que trabajar todos y cada uno de los días".

Así lo ha asegurado tras recibir el XXVII Premio Convivencia de la Fundación Profesor Manuel Broseta que, según ha aseverado, recibe "con humildad y enorme gratitud" y que tiene una "profunda significación personal" por los principios que ensalza.

El Rey ha llegado al Palau de la Generalitat --donde ha recibido el aplauso de varios ciudadanos-- junto con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que este año presidía el jurado, y ha sido recibido por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó, entre otros.

Felipe VI ha comenzado su intervención recordando, en valenciano, la figura de Manuel Broseta, "jurista, profesor y hombre de Estado" que fue asesinado por ETA hace 27 años, el 15 de enero de 1992. También ha querido honrar a todas las víctimas, concretamente a las otras 25 asesinadas por la banda ese mismo año.

Según ha dicho, Broseta "es la personificación del compromiso y el esfuerzo por unir a personas y colectividades en un proyecto común" y "el pueblo valenciano, junto a todo el pueblo español, es deudor del trabajo" que tanto él como tantos otros hicieron para construir un modelo de convivencia basado en la libertad, el pluralismo y el derecho, un espacio "de concordia" en el que "todos los españoles tuvieran cabida".

LA COMUNITAT, "MUESTRA DE LOS MEJORES VALORES"

Ha celebrado que se otorgue un premio con su nombre para reconocer el compromiso con los valores que encarnó por parte de una fundación enraizada en Valencia que es "muestra de los mejores valores de una tierra que en toda España apreciamos por su dinamismo y su solidaridad, cualidades que, generosamente, siempre ha sabido proyectar al resto del país".

Tras recordar a otros premiados con anterioridad, como el expresidente Adolfo Suárez, los reyes Juan Carlos y Sofía, la niña Malala Yousafzai o el pueblo de Ermua, ha destacado que se ha reconocido con ellos la lucha de quienes "desde la democracia plantaron cara y resistieron la amenaza del terrorismo", que busca "negar la dignidad de la persona y sus derechos más fundamentales", intentando "frustrar el derecho del conjunto de la sociedad a vivir en democracia". "Nuestra democracia y convivencia tienen con todas las víctimas una gran deuda", ha asegurado.

Asimismo, se ha referido a quienes contribuyeron a la "casa común europea" o a la construcción del Estado de Derecho, y ha destacado también el papel de la Constitución como base del desarrollo y la libertad en España. "El compromiso con los valores constitucionales y democráticos, que son el fundamento de la paz social y el orden político, nos cohesiona y fortalece como sociedad ante los retos que tenemos por delante".

Este galardón, ha dicho, es "un reconocimiento a la Corona", que tiene como razón de ser la promoción de los valores constitucionales, y tiene además una "profunda significación personal" ya que "sin convivencia no existe verdadera libertad". "Sé que en la concesión de este premio hay mucho de afecto y de cariño, que sinceramente agradezco, pero también sé que hay un mandato de conciencia y un compromiso irrenunciable que me vinculan y obligan", ha dicho, y al aceptarlo renueva su compromiso "con los valores fundamentales de nuestra España democrática".

FALLO "MOTIVADO POR VIRTUD Y NECESIDAD"

Ábalos, por su parte, ha señalado que la deliberación coincidió con los preliminares de la celebración del 40 aniversario de la Constitución y el jurado apostó por "reafirmar el prestigio del galardón" concediéndolo al Rey, por su compromiso con los valores de libertad, igualdad, justicia, convivencia y respeto al pluralismo ideológico y su defensa de la Constitución como ejemplo de convivencia, diálogo y unidad. "No fue una deliberación difícil, el fallo estuvo sobradamente motivado por razones de virtud y también de necesidad", ha dicho.

También ha destacado el valor de la convivencia ante las "vicisitudes políticas que en los últimos años han tensionado la convivencia" y ha advertido de que "una convivencia digna, en condiciones de libertad y democracia, no viene dada, por muy firme y estable que sea el sistema político y jurídico", sino que "obliga" a todos. "Y preservarla es una deuda con nosotros mismos, con nuestra historia como nación y con la memoria de quienes nos precedieron", ha dicho, e incluso se "sacrificaron" como el profesor Broseta.

Por ello, ha instado a "hacer pedagogía del valor de la convivencia y de su precio", porque la convivencia "la pagamos a diario con tolerancia, diálogo, respeto mutuo o sosiego político" y "la crispación y el extremismo, y también una visión meramente partidista, detraen recursos de esa caja común con la que sufragamos la convivencia".

Así, ha indicado que "puede haber convivencia sin prosperidad" pero no a la inversa, y ha apuntado que "no hay razón para no confiar" en las posibilidades de la sociedad española al respecto.

PUIG: "EL REY HA ESTADO A LA ALTURA"

El presidente Puig, por su parte, ha destacado que en el escenario "extremadamente complejo" como el actual, en que se ha llegado a cuestionar "desde posiciones muy enfrentadas, el modelo de organización territorial y su misma unidad", se ha "puesto a prueba el carácter arbitral y moderador de la Corona" y Felipe VI "ha estado a la altura de ese gran envite, ha sabido mantener a la Corona fuera de las polémicas partidistas y ha representado y representa la unidad de España respetando la diversidad de los pueblos, de las nacionalidades y regiones que componen España".

También ha subrayado que "ha proyectado hacia el exterior una visión positiva de la realidad española en unos años que son también difíciles en el ámbito internacional y ha transmitido serenidad y confianza en las instituciones democráticas en una ola de desafección y descrédito de la política".

"Le transmitimos nuestro agradecimiento por su labor", ha dicho el 'president', en el Saló de Corts de l'Antic Regne de València, que representa el símbolo institucional del autogobierno valenciano, "donde se enraiza el testimonio de una historia que la Constitución ha sabido canalizar en el nuevo Estado autonómico", el que defendió Broseta, quien planteaba ya incluso la posibilidad de llegar a una organización federal.

Puig ha asegurado que la Comunitat "se inspira en su tradición de diálogo, de pacto, de acuerdo para ofrecer su mejor versión en favor de la convivencia" y ha indicado que hoy se mira hacia delante "sin olvidar la historia y sin olvidar jamás a quienes les arrebataron por defender la libertad de todos".

LA FUNDACIÓN RECUERDA A LAS VÍCTIMAS

El presidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta, Vicente Garrido, ha destacado el "acierto" del jurado", ha subrayado la necesidad de "dignificar" a todas las víctimas del terrorismo y ha pedido que se reconozcan sus "legítimas demandas" en relación al "estricto cumplimiento de la ley, que jamás debe ceder cuando no se observa gesto de arrepentimiento o perdón" por quienes "tanto sufrimiento han causado".

También ha puesto en valor la Constitución y la superación de "las dos Españas" y el papel de la Corona en ese proceso de democratización del país.