Publicado 27/06/2018 15:02CET

Rius asegura que no hay diputados de Compromís investigados por Divalterra y ve la operación "desproporcionada"

Xavier Rius (imagen de archivo)
DIPUTACIÓN DE VALENCIA - Archivo

VALENCIA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El diputado del área de Cultura y portavoz de Compromís en la Diputación de Valencia, Xavier Rius, ha asegurado este miércoles en reiteradas ocasiones que "ningún diputado ni diputada de Compromís ha recibido el más mínimo requerimiento ni verbal ni por escrito de facilitar ningún tipo de información y mucho menos de estar investigado o detenido" en el marco de la 'operación Alqueria' que investiga presuntas irregularidades en contratos de Divalterra, una operación que considera "desproporcionada" si es por "una cuestión administrativa".

Rius ha realizado estas declaraciones a las puertas de la Diputación de Valencia, al ser preguntado por la detención de Rodríguez, entre otras personas, por presuntas irregularidades en contrataciones en la empresa pública Divalterra, la antigua Imelsa.

Fuentes consultadas por Europa Press aseguran que entre las seis personas contra las que hay orden de detención se encuentran los dos gerentes de Divalterra y uno de ellos es Agustina Brines, de Compromís. No obstante, Rius ha apuntado que "la policía quería hablar con ella y ya ha hablado con ella y no sabemos lo que han podido hablar con la cogerente".

Y ha insistido: "Ningún diputado o diputada de Compromís ha tenido ningún requerimiento para colaborar con la Policía para facilitar ninguna información. Ningún diputado de Compromís está requerido para nada". "Repito, en lo que toca a Compromís, ni verbalmente se nos ha pedido ni qué numero de teléfono tenemos, ningún diputado diputada o cargo institucional de Compromís ha recibido ningún requerimiento", ha reiterado.

En todo caso ha asegurado que desde Compromís se "facilitará toda información y documentación que se pida, porque desde el inicio de legislatura, todas las referencias que tenemos es que se está haciendo todo escrupulosamente como toca".

En cuanto a la detención del socialista Jorge Rodríguez, el diputado de Compromís ha abogado por "poner un poco en suspenso cualquier valoración" y se ha mostrado "sorprendido y perplejo" ante su arresto por unos contratos de alta dirección que según ha querido dejar claro Rius "ya están anulados, dejados sin efecto desde hace más de seis meses", después de haber estado trabajando alrededor de un año y diez meses.

"Si es por eso me parece totalmente desproporcionado". "Por un contrato? Es una cuestión administrativa, eso estará bien o estará mal, se anulará o no, pero un despliegue policial por eso?, yo no sé", se ha cuestionado.

En todo caso ha explicado que esos siete contratos de alta dirección presuntamente objeto de investigación, fueron declarados extintos por decisión del Consejo de Administración de Divalterra hace poco más de medio año "a raíz de una insinuación" que también "coincidía con una reestructuración de la empresa, anunciada desde el inicio de la legislatura".

Al respecto, ha explicado que el "el PP había hecho uso-abuso (de Imelsa) y la había utilizado como una máquina para lucrarse y quitar dinero a los valencianos". Ante esa situación, "se toman medidas para el control de la empresa, se dijo que eran provisionales y en el momento en que pensamos que la empresa y está caminando perfectamente lo lógico es optimizar la empresa y es lo que se hizo".

"CAUTELOSOS" ANTES DE PEDIR DIMISIONES

Asimismo, preguntado por si desde Compromís se han planteado pedir la dimisión del presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha señalado que "lo no podemos hacer es que los medios de comunicación digan algo e inmediatamente pedir dimisión. Ya veremos lo que pasa y en el momento que toque y si hay motivos para pedir la dimisión obviamente seremos los primeros o lo segundos y ahí estaremos, pero primero tenemos que ser muy cautelosos".

"¿Nosotros pedir una dimisión por una investigación? Políticamente nosotros Compromís no somos así", ha sentenciado. "Los hechos nos dirán en un tiempo si ha habido alguna irregularidad por un cargo público institucional y a partir de ahí si la ha habido, seremos los primeros que buscaremos las responsabilidades que toquen".

Por último, preguntado por si desde Compromís eran más partidarios de cerrar la antigua Imelsa o reconvertirla con más controles en Divalterra, ha admitido que "cualquier persona relativamente decente hubiera tenido dudas al llegar y encontrarse una empresa que había sido una herramienta de PP para robar dinero y beneficio propio, cualquiera --ha remeracado-- porque has estado 20 años sin saber cómo funciona y el entramado que puede haber dentro obviamente cualquier persona mínimamente racional tendría dudas de si cerrarla o no cerrarla", ha concluido.