Sanidad atiende desde junio a 51 personas por sospecha de golpe de calor, con nueve casos confirmados

Actualizado 09/08/2019 15:37:32 CET
Sol
Sol - CURTIN UNIVERSITY

VALÈNCIA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los centros de salud e instituciones de la Conselleria de Sanidad ha atendido desde el inicio del mes de junio y hasta esta jornada a 51 personas como sospecha de golpe de calor, de los que finalmente se han confirmado nueve casos de asistencia por esta causa, según han informado a Europa Press fuentes de este departamento.

A fecha de este viernes, Sanidad no puede confirmar si desde el inicio del Programa de Prevención y Atención de los posibles problemas de salud derivados de las temperaturas extremas en la Comunitat Valenciana en 2019 se ha producido algún fallecimiento por este motivo.

En 2018 se registraron dos fallecimientos por golpe de calor y cinco en 2017. Esta situación se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal central por encima de los 40 grados centígrados y alteraciones del sistema nerviso central donde predominal la encefalopatía y es típico el coma.

Para este viernes, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública ha activado la alerta sanitaria por nivel rojo o extremo, por temperaturas que pueden superar los 41 grados, en zonas de 21 comarcas de la Comunitat Valenciana mientras que la alerta por nivel naranja o alto --temperaturas que podrían superar los 39 grados-- se ha activado en otras 19.

El golpe de calor es una emergencia médica y causa tratable de fracaso multiorgánico. Las dos formas habituales de presentación son relacionadas con el ejercicio en ambientes calurosos --que afecta fundamentalmente a individuos jóvenes sanos-- y la que afecta a ancianos o individuos con enfermedades debilitantes durante intensas olas de calor, según Sanidad.

Si bien Sanidad no confirma ningún fallecimiento, la Unión Intercomarcal de l'Alacantí-les Marines CCOO anunció esta semana que llevará a Inspección de Trabajo y a Fiscalía la muerte de un trabajador en una empresa agroalimentaria de Mutxamel (Alicante), que el sindicato atribuye a un golpe de calor.

Contador