Sanidad trabaja en la elaboración de un programa de "playas sin humo" para que se puedan adherir los municipios

Publicado 17/08/2019 13:02:49CET
Playa de la Malva-rosa (Valencia). Archivo
Playa de la Malva-rosa (Valencia). Archivo - JORGE GIL-EUROPA PRESS - Archivo

La Conselleria destaca que estas iniciativas buscan proteger el medio ambiente y eliminar la exposición al tabaquismo pasivo

VALÈNCIA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Sanidad está trabajando en la elaboración de un programa de "playas sin humo", al que podrán adherirse los municipios costeros que lo soliciten, aunque si bien, según han detallado fuentes de este departamento a Europa Press, para su tramitación se requiere "de un tiempo".

Desde el departamento dirigido por Ana Barceló han recordado que las colillas de los cigarrillos no son biodegradables y pueden tardar "hasta 10 años en destruirse", por lo que han destacado la importancia de llevar a cabo iniciativas de este tipo que, a su vez, "tienen el fin de eliminar la exposición al tabaquismo pasivo y promover espacios públicos de salud y convivencia libres de humo".

Este tipo de iniciativas han cobrado relevancia después de que la Cala Retor, en Oropesa (Castellón), se haya convertido desde hace diez días en la primera playa libre de humo en la Comunitat, tomando ejemplo de otras zonas de España como Galicia o Cantabria.

De momento, se trata de una iniciativa de carácter divulgativo para concienciar a los bañistas y usuarios de que "cualquier colilla perjudica mucho al fondo marino y al mar", según ha apuntado a Europa Press Jordi Llopis, concejal de Medio Ambiente y Playas de la localidad, quien ha aclarado que de momento no penalizarán con multas: "No es con afán de lucro, es con afán de concienciación".

Otros consistorios como el de València también están estudiando esta medida de regular el tabaco en las costas para mejorar las playas y que la calidad del aire sea "óptima", una decisión que tomarán "atendiendo a las condiciones de las playas y a la experiencia de municipios que han ido por delante en la implantación de estas medidas".

Asimismo, Cullera está estudiando implantar la prohibición de fumar en sus 15 kilómetros de playa, ya que es "una de las mejores soluciones" ante la "proliferación" de colillas en estas zonas. El concejal de Playas del Ayuntamiento de Cullera, Salvador Tortajada, ha puntualizado a Europa Press que esta medida "no está cerrada", sino que se estudia "de cara al futuro".

"La idea es que fuese el verano que viene, pero no sé si se implantará. Si pudiéramos de cara al año que viene sería ideal, pero no depende solo de nosotros", ha subrayado, antes de añadir que se encuentran a la espera de los correspondientes informes técnicos.

El edil ha señalado que, si se implantara la medida de playas sin humos, habría un tiempo prudencial para informar a los ciudadanos pero ha apuntado que "si hay una prohibición, por supuesto tiene que conllevar una sanción". Además, ha señalado que "todo está en la educación" y cree que la sociedad se acostumbraría porque "es civilizada".

Cullera lleva varios años repartiendo ceniceros que se clavan en la arena para que los bañistas no dejen las colillas en la arena porque "es un residuo que cuesta mucho de eliminar", han informado fuentes municipales.

"VENTAJA COMPETITIVA"

Para el secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, la propuesta de playas sin humos es "muy interesante" y que puede otorgar a las costas que lo implanten una "ventaja competitiva". "Bajo mi punto de vista, es el futuro", subrayó Colomer en declaraciones recientes a Europa Press, en las que apuntó que, con sus competencias, no tiene "posibilidad de acceder a este tipo de decisiones", aunque considera "lógico" que desde la reglamentación municipal se introduzca este "elemento diferenciador y esta ventaja competitiva".

"Es una propuesta muy interesante, que va en la línea de mejorar la limpieza, el confort, la salud y el entorno, y todo son valores que encajan en el concepto de playa sostenible. Me parece muy interesante, está en órbita de trabajar la limpieza y salud", ha sostenido.

#DESENTIERRALACOLILLA

A la largo del verano se han puesto en marcha distintos proyectos para sensibilizar sobre la presencia de restos de colillas en las playas como la de la plataforma lateuaterra, que lanzó en junio la segunda edición de la campaña #desentierralacolilla, en la que insta a los bañistas a denunciar el estado de sus costas y a concienciar sobre el vertido de estos residuos. En una única playa de Xàbia (Alicante) se llegaron a desenterrar más de 4.000 colillas.

La acción propone a los bañistas a subir en cualquier red social fotografías de colillas enterradas en la arena bajo el hashtag #desentierralacolilla, e insertar la ubicación o el nombre de la playa en la que se encuentra.

Asimismo, tras la noche de San Juan, el 24 de junio, Corona, Parley for the Oceans y decenas de voluntarios limpiaron la playa de la Patacona de València donde recogieron hasta 2.060 microplásticos, 3.770 colillas y 620 bastoncillos.

"Durante la limpieza todos los voluntarios han sido conscientes y han vivido en primera persona el problema al que nos enfrentamos y la situación tan alarmante en la que se encuentran los océanos", destacaron desde Corona, que planteó la iniciativa.

A finales de julio, el Ayuntamiento de Elche (Alicante) anunció la distribución de 20.000 ceniceros portátiles para lograr unas playas "libres de colillas", dentro de la campaña 'Conconocimiento' para concienciar los efectos de fumar y dejar los restos en la arena. Se trata de conos de plástico reciclado y reutilizable a modo de cenicero portátil para que los fumadores depositen sus colillas en el interior.

También la ciudad de Benidorm prevé el reparto de 20.000 ceniceros reutilizables y 'flyers' para concienciar sobre los daños medioambientales de estos residuos.