Publicado 11/12/2014 19:02CET

Un sindicato denuncia que Ribera Salud suprime médicos y mantiene el doble de directivos que centros públicos

VALENCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Médicos de Asistencia Pública (Simap) ha denunciado este jueves que la empresa concesionaria Ribera Salud ha suprimido médicos en la comarca de La Ribera, mientras mantiene una plantilla de directivos que supera en más del doble el de los centros asistenciales públicos. Al respecto, ha destacado que la "red clientelar" de la concesionaria, "no puede seguir manteniéndose a costa de la calidad asistencial".

Simap ha explicado en un comunicado que, tras la supresión del 50 por ciento de los médicos de guardia en el tramo horario nocturno, en seis de los diez centros sanitarios de la comarca dónde se atienden urgencias --Alzira, Benifaio, Algemesí, Carlet, Cullera y Sueca--, la empresa concesionaria Ribera Salud, ha vuelto a recortar la plantilla de médicos.

En concreto, ha indicado que "aprovechando la jubilación de una facultativa del centro de salud de Benifaio", la empresa concesionaria "ha eliminado de la plantilla este puesto de trabajo, propiciando, de esta forma, la sobrecarga de trabajo del resto de médicos del equipo, que tendrán que cubrir las consultas de la doctora jubilada para no dejar desatendidos a sus pacientes".

"La presión laboral sobre los facultativos del Departamento de Salud de la Ribera se hace cada vez más evidente ya que con una plantilla de médicos cada vez más reducida, se debe cubrir el mismo trabajo", ha manifestado el sindicato, quien ha añadido que "las repercusiones que esta situación está ocasionando sobre la calidad asistencial son proporcionales a los recortes impuestos".

Simap, ante esta situación, considera "imprescindible" que la Comisionada, "como representante de la administración sanitaria y, en consecuencia, garante de los intereses públicos en el Departamento de Salud de la Ribera", intervenga y adopte las medidas que procedan "con el fin de garantizar el cumplimiento de los pliegos de condiciones suscritos por la empresa concesionaria, que le obligan a garantizar una asistencia sanitaria pública y de calidad".

La formación sindical ha criticado que "lo más sorprendente" es que "mientras se producen estos recortes de plantilla y se empeoran las condiciones laborales del personal sanitario, la empresa cada vez percibe más dinero de la Generalitat por cada ciudadano asignado al Departamento de la Ribera".

Al respecto, ha indicado que "la fórmula del éxito del denominado 'Modelo Alzira' es claro, cuantos más recortes en personal y más merma de la calidad asistencial a los pacientes, más ganancias para la empresa concesionaria", ha resaltado.

Para leer más