Soler rechaza las críticas a la homologación de títulos de valenciano con el Bachillerato: "Confiamos en el profesorado"

Archivo - El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler,en una imagen de archivo.
Archivo - El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler,en una imagen de archivo. - INMA CABALLER/CORTS VALENCIANES - Archivo
Publicado: martes, 27 diciembre 2022 13:49

   Pide a la AVL que "se dedique a ver qué iniciativas adopta para promover el uso social" de la lengua

   VALENCIA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, ha asegurado que no comparte las críticas que se han lanzado sobre la homologación de las certificaciones de valenciano con los estudios de Bachillerato y rechaza que suponga "devaluarlos". "Si la formación inicial del profesorado que imparte la asignatura en los institutos es la misma que la de los docentes de las Escuelas Oficiales de Idiomas, es decir Filología, y normalmente aquellos tienen más horas de formación de alumnado, no sé dónde está el problema".

   Así se ha pronunciado Soler, en una entrevista con Europa Press, al ser interrogado por las manifestaciones de las Unidades para la Educación Multilingüe de las universidades d'Alacant, València y Jaume I de Castelló, el Departamento de Filologia Catalana de la Universitat d'Alacant y Escola Valenciana, que han pedido la retirada del proyecto de decreto del Consell que regula el reconocimiento de la competencia lingüística de valenciano para la homologación de los estudios en el sistema educativo, así como de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), que ha mostrado su "preocupación" y ha anunciado que va a elaborar un informe.

   La normativa que prepara la Conselleria de Educación prevé que el alumnado que finalice la ESO cuente con un nivel B1 de valenciano y que las personas que acaben el bachillerato tendrán acreditado un nivel B2 de valenciano. En el caso de Bachillerato, los estudiantes que superen la materia de valenciano con al menos un 7 de puntuación en cada curso tendrán homologado el nivel C1.

   Al respecto, Miguel Soler ha recalcado que en este momento el decreto en período de información pública y, "lógicamente", se escuchará "a todos a todos los colectivos".

   No obstante, ha mostrado su rechazo a algunas valoraciones públicas que ha asegurado no compartir "por un motivo fundamental": "A los alumnos de una Escuela Oficial de Idiomas (EOI) o de universidad les dan clase profesores con la misma titulación en Filologia que los que de los institutos de Secundaria. Si yo me fío, porque me fío evidentemente, de que el profesorado de las EOI lo hace perfecto, tengo exactamente la misma confianza en el profesorado que imparte valenciano en los IES".

   "Y si miramos las horas, un alumno que ha cursado ESO y Bachillerato tiene más que en las de cualquier EOI en la formación correspondiente. Con lo cual, si la formación inicial del profesorado es la misma y tienen más horas de formación a alumnado, no sé de dónde vienen las dudas", ha resumido.

   En esta línea, Soler ha expresado su "confianza plena" en que cuando un docente le da un aprobado a un alumno, "está diciendo que ese alumno tiene las competencias correspondientes, sea en Filosofía, en Historia, en Matemáticas o en Valenciano".

   "Me sorprende --ha insistido-- que profesorado de cualquier nivel cuestione la labor de otros profesionales con la misma formación". Agradecemos cualquier tipo de aportación, pero confiamos totalmente en el profesorado de Secundaria".

NOTABLE

   En cuanto a la homologación del C1 de Valenciano con la nota de un 7, el secretario autonómico reconoce que "es discutible, como todo", pero que lograr un notable supone que, no solo se han conseguido las competencias del Bachillerato, sino, además, una buena calificación.

   Sobre las alusiones a que el uso social de la lengua está disminuyendo, reclama a "las entidades que tienen fundamentalmente esa función, como la AVL, que se dediquen a ver qué iniciativas adoptan para promoverlo porque, desde luego, desde el sistema educativo ya estamos haciendo lo que consideramos que se ha de hacer".

   "Hay que ver los motivos de esa bajada de uso, que van mucho más allá de lo que se hace o deja de hacer en el sistema educativo", ha finalizado.

Más información