Trabajadores de FGV se concentran para "recuperar" 460 empleados y el 10% del salario perdido

Concentración de trabajadores de FGV ante el Palau de la Generalitat
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2018 16:28:00CET

VALÈNCIA, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) se han concentrado este miércoles ante el Palau de la Generalitat para reclamar la "recuperación" de la plantilla "perdida" y parte del salario que también han dejado de percibir en los últimos seis años: piden 460 empleados más y recuperar el 10% de la masa salarial.

Así lo ha explicado la secretaria general del SCF en FGV, Mª Ángeles Pérez, en declaraciones a los medios durante la protesta. Desde 2010, ha dicho, los trabajadores de FGV han perdido un 25,2% de la masa salarial con medidas como el 10% que les descontaron con el ERE de 2012 para evitar más despidos o el 5% que se descontó a todos los funcionarios durante la crisis, entre otras. Ahora, "estamos pidiendo una recuperación del 10% que no es ni la mitad de lo que hemos perdido", ha puntualizado.

En cuanto a la plantilla, en estos años se han perdido unos 460 empleados, primero con el ERE de 2012 --que supuso 300 despidos-- y después con las bajas que no han ido reponiendo, ha lamentado. Como consecuencia "estamos bajos de plantilla".

A su entender sería "ideal" contar con 460 trabajadores más, como mínimo harían falta entre 150 y 200 personas más. En todo caso, ha exigido que "se cumplan los acuerdos firmados" porque "hay muchos servicios en los que no están cubiertas las plantillas".

Según ha explicado, "durante los servicios ordinarios hay algunos no se pueden cubrir y se dejan descubiertos durante el día. No se está dando un servicio como corresponde a la ciudadanía".

Pérez ha recordado que "en el anterior convenio se firmó una recuperación del 2% progresivamente que tampoco se ha cumplido". La representante sindical ha querido dejar claro que no se oponen al servicio nocturno no nos oponemos a hacerlo, "siempre y cuando se cubra primero el servicio ordinario con una recuperación de trenes que se fueron perdiendo con el ERE. Y luego ya hablamos de todo lo demás porque además es servicio nocturno a coste cero para los trabajadores, con una pérdida de condiciones para los trabajadores".

En este sentido, ha apuntado que con el servicio nocturno cambiarán las condiciones de trabajo: se acabará más tarde, habrá que trabajar más fines de semana y más festivos, la Ley de Seguridad Ferroviaria no permitirá hacer cambios de turno como se hacen actualmente, y "va a repercutir a nuestra conciliación familiar", ha advertido.

"SERVICIO DE CALIDAD POBRE"

En la misma línea se ha pronunciado el secretario general de UGT en FGV, Antonio Soler, quien espera que Presidencia de la Generalitat pueda "mediar en un conflicto que ni la propia dirección ni la Conselleria están por la labor de que se solucione". "Reclamamos la recuperación de unos derechos que perdimos por unos decretos y por un ERE. Hay un compromiso en el convenio pactado hace dos años y entendemos que se ha de cumplir el compromiso adquirido" en cuanto a "recuperación de derechos, del salario y de plantilla", ha remarcado.

"Si vamos a dar un servicio extraordinario por las noches, el problema que arrastramos desde el ERE es que no hay plantilla, se dejan servicios descubiertos, trenes sin servir y el servicio es de una calidad bastante pobre".

"ENFADO"

El responsable sindical ha asegurado que tiene la "esperanza" de que el conflicto se soluciones "pero evidentemente tenemos que empezar a mostrar nuestro enfado por un compromiso que no se cumple. Entendemos que se debe cumplir". En este sentido, ha admitido que la Conselleria de Hacienda ya les ha trasladado que "no es posible" atender a sus reivindicaciones pero "no estamos conformes porque ya le dijimos que hay un compromiso adquirido y se debe cumplir".

Así sobre la falta de presupuesto del Consell o las limitaciones para aumentar plantilla con la tasa de reposición de la Ley de Estabilidad de Presupuestaria de Cristóbal Montoro, el responsable sindical ha lamentado que "desde hace seis años siempre hay problemas pero entendemos que hay una discriminación con nuestra empresa sobre otras empresas o sector publico que sí que han tenido recuperaciones estos años, con acuerdos. Nosotros tenemos un convenio, simplemente pedimos que se cumpla con ese compromiso, no pedimos un aumento, pedimos recuperar lo que se ha perdido".

De seguir así las cosas, la próxima concentración será el 8 de enero de 2019. Por el momento continuarán con las jornadas de huelga convocadas en diferentes franjas horarias para los meses de diciembre y enero, coincidiendo con la puesta en marcha del servicio de metro nocturno que arrancó el pasado 14 de diciembre.