Publicado 27/07/2021 17:10CET

La Unió: "El Consejo de Ministros escenifica la persecución del Gobierno en materia hídrica hacia la Comunitat"

Trasvase Tajo-Segura
Trasvase Tajo-Segura - LA UNIÓ DE LLAURADORS

Reclama a Ximo Puig y a Mireia Mollà que "se planten de verdad ante Madrid" porque el agua "además de un derecho, es una necesidad"

VALÈNCIA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Unió de Llauradors i Ramaders ha lamentado que "el Consejo de Ministros ha consumado lo anunciado por el Gobierno de Castilla-La Mancha hace unos días" y "escenifica la persecución del Gobierno en materia hídrica hacia la Comunitat Valenciana".

Así se ha pronunciado después de que el Consejo de Ministros haya aprobado este martes un Real Decreto que modifica las reglas del trasvase Tajo-Segura, que establece nuevos umbrales para transferir agua de la cuenca cedente (Tajo) a la cuenca receptora (Segura) para "evitar situaciones de excepcionalidad y trasvase cero" en las cuencas receptoras de modo que en situación de normalidad hídrica, conocida como nivel 2, el máximo mensual a trasvasar se reduce de 38 a 27 hectómetros cúbicos de agua.

Para la organización agraria, "se trata de una auténtica persecución por parte del Gobierno hacia las demandas hídricas de la Comunitat Valenciana y de la provincia de Alicante y una desaparición paso a paso del trasvase de agua del Tajo al Segura", ha señalado el responsable de Agua de la Unió en Alicante, José Jesús Sanmartín.

El representante agrario ha pedido al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y a la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, que "se planten de verdad ante Madrid, que dejen de hablar de trasvase irrenunciable y que actúen hasta las máximas consecuencias para defender un agua que, además de un derecho, es una necesidad".

La Unió ha denunciado además "la politización de nuevo de los asuntos del agua que no benefician en absoluto a los agricultores y la necesidad de reclamar agua suficiente y de calidad para la Comunitat Valenciana", pues "nuestra contribución al conjunto de España es netamente superior a lo que recibimos en agua".

"Por ejemplo, la provincia de Alicante aporta una parte sustancial de las mejores hortalizas, verduras, frutas, entre otros productos, que consume toda España y el resto de Europa; por ello el agua debe ser tratada y gestionada como lo que es, un bien público y no susceptible de mercadeos políticos", ha indicado la Unió.

El Gobierno, con la aprobación del Consejo de Ministros, "sigue dando pasos en contra de la Comunitat Valenciana y de sus regantes", ha criticado, antes de añadir que "hoy ha reducido los umbrales de transferencia de agua del Tajo al Segura y otro día llegará la subida de los caudales ecológicos, el otro día se descubre que el convenio del Embalse de Alarcón desaparece del Plan Hidrológico del Júcar".

La Unió se ha preguntado "cuál será la próxima afrenta que consienta el presidente Sánchez a la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, hacia los intereses hídricos de nuestra tierra".

A su juicio, tampoco el presidente de la Diputación de Alicante y presidente del PPCV, Carlos Mazón, "contribuye a pacificar los intereses del agua y posibilitar la unión de todos los interesados". Ha criticado que Mazón no cuente este miércioles con la organización en un acto para informar de las acciones que emprenderá la corporación provincial, pues "es un asunto de tanta importancia" que "se debería tener en cuenta el criterio de todas las partes implicadas".

"Todos estos cambios gubernamentales en relación con el agua crean una incertidumbre muy grande entre los productores, porque no sabemos al final lo que plantar, no animan para nada a la gente joven que se quiere incorporar al sector y ponen en muy serio peligro buena parte de la huerta que suministra a Europa; por lo que el Gobierno se pone de lado de las importaciones de productos de otros países en lugar de por las de proximidad", ha indicado José Jesús Sanmartín.