Actualizado 06/06/2018 14:44 CET

La Unió critica que bajan los precios en campo de la fruta un 45% pero suben para los consumidores un 300%

Melocotones en el campo
LA UNIÓ DE LLAURADORS

VALÈNCIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unió de Llauradors ha criticado este miércoles que bajen los precios en campo de la fruta hasta un 45 por ciento pero suban en los supermercados hasta un 300% para los consumidores, según ha denunciado en un comunicado.

En esta línea, ha cargado contra las prácticas comerciales "que hunden a los productores en la miseria por las bajas cotizaciones que perciben", con un desplome por término medio de un 45% desde el comienzo de la campaña.

Según las cotizaciones oficiales de la Conselleria de Agricultura, el descenso del melocotón ha sido del 62%; el de la nectarina de un 53% y el albaricoque desciende un 47%. El paraguayo es la fruta que
menos desciende porcentualmente con un 20% mientras que la cereza Burlat también sufre una bajada del 40% en su precio desde el comienzo de campaña hasta la última semana de referencia.

La tendencia, según distintas fuentes consultadas por la organización, es que el precio "continúe a la baja hasta situarse a niveles incluso inferiores a la campaña pasada, lo que supondría un grave quebranto económico para los productores valencianos".

"Hay que tener en cuenta que la previsión de cosecha era de unas 30.600 toneladas, un 23% menos que la pasada, por lo que se juntan las dos cosas, menos producción de fruta y precios bajos, sin
tener en cuenta además los efectos de las tormentas de las últimas semanas", ha lamentado la organización, que contrasta este comportamiento con los precios pagados por los consumidores en supermercados y grandes superficies.

Un estudio comparativo de los servicios técnicos de La Unió, con datos de distintos supermercados implantados en la Comunitat Valenciana, revela que el precio medio de la fruta de verano durante la primera semana del mes de junio es de 3,30 €/kg, mientras que el precio medio percibido por los agricultores es de 1,04 €/kg, lo que representa "una diferencia entre lo que percibe el agricultor y lo
que paga el consumidor de más del 300%".

Por tipos de fruta, y de mayor a menor diferencia, la cereza es el cultivo con mayor disparidad de precio, cifrado en un 460%. Le sigue el albaricoque con un 400%; el melocotón, con una diferencia del 313%; la nectarina un 305% y el paraguayo un 181%.

"GRAN ESPECULACIÓN"

La Unió critica la "gran especulación" existente en los precios de la fruta, más elevada si cabe que en otros sectores agrícolas y solicita "sentido común y la erradicación de prácticas especulativas que ponen en claro peligro el futuro de los productores de fruta de verano de la Comunitat Valenciana".

La organización y su fundación IVIFA organizan este jueves una Jornada en València sobre comercialización y política de competencia en el sector de frutas y hortalizas de la Comunitat Valenciana, en la
que diversas personas expertas en la materia analizarán la situación actual en España y la Comunitat Valenciana y en otros países del ámbito comunitario, "donde los productores al contrario que aquí sí pueden vivir dignamente con las cotizaciones que perciben".