Publicado 16/08/2021 16:44CET

València contará con 232 nuevos bancos durante 2021, una treintena de ellos de color violeta

Algunos de los bancos instalados
Algunos de los bancos instalados - AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

VALÈNCIA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Concejalía de Desarrollo y Renovación urbana del Ayuntamiento de València instalará durante este año 2021 un total de 232 nuevos bancos en distintos barrios y distritos de la ciudad para "el uso y descanso de las vecinas y vecinos". Una treintena de ellos serán de color violeta con el objetivo de "incluir el movimiento de la igualdad de género en el mobiliario".

Así lo ha dado a conocer el área que dirige la vicealcaldesa Sandra Gómez, que cada año habilita "gran cantidad" de bancos nuevos en distintas zonas, "supliendo las necesidades y peticiones del vecindario".

Para ello, el Ayuntamiento cuenta con una inversión de 118.000 euros, de los que 100.000 son del presupuesto del Servicio y 18.000 de las inversiones decididas con participación ciudadana, y diferentes proyectos, según ha detallado el consistorio en un comunicado.

El proyecto para la colocación de los bancos para la igualdad es uno de ellos. En concreto, esta iniciativa incluye un total de 30 bancos de color violeta que se instalarán en diferentes puntos de encuentro de varios barrios de la ciudad. Los primeros tres bancos de este proyecto se colocaron en la plaza del Ayuntamiento y fueron pintados de violeta.

El resto de nuevos bancos que se colocarán en la ciudad son fabricados con material reciclado de origen nacional y un 5 por ciento de corteza de arroz, lo cual también "contribuye y apoya a la economía circular de reciclaje".

"MUJERES REFERENTES"

La instalación de estos nuevos bancos tienen como objetivo "incluir el movimiento de la igualdad de género en el mobiliario urbano" para "visibilizar la importancia de la mujer en el entorno más cotidiano como es el espacio público, en el cual se encuentran los bancos, priorizando la red de espacios comunes".

El proyecto, valora la Concejalía de Urbanismo, "atiende la demanda vecinal de colocación de más bancos en estas zonas para el uso de todas las vecinas y vecinos" y supone una propuesta que "apuesta por incluir un valor añadido en los bancos violetas", que se implementará gracias a la instalación de un código QR en cada banco que conducirán a información sobre mujeres referentes que hayan marcado un hito en la historia.

"De esta manera, además de cumplir con su función para el descanso y convivencia en el espacio urbano también darán visibilidad y aprendizaje, promoviendo la cultura sobre igualdad y mujer", añade el consistorio.

ENTORNOS ESCOLARES

Se añaden también dentro del proyecto de los entornos escolares seguros un total 36 bancos nuevos para los entornos de escuelas, con un presupuesto de 15.588 euros. Estos bancos, además, serán fabricados con tapones reciclados que produce un diseño multicolor y dinámico, que promueven la sostenibilidad y reciclaje dentro de estos entornos educativos. Asimismo, gracias a los materiales de su fabricación, son "muy resistentes y seguros".

El objetivo de 'Entorns escolars segurs' es mejorar las zonas que rodean los centros educativos donde "no hay casi espacio para peatones", hasta la desaparición progresiva del tráfico rodado inmediato en las calles colindantes, y "da seguridad a estos entornos de convivencia de los niños y niñas y proporciona espacios seguros, además de zonas de juego".

Además, se instalarán 166 nuevos bancos por diferentes zonas de la ciudad de València, con un presupuesto de 83.189,40 euros, que "además de ofrecer un espacio seguro de encuentro, cumplen una función vital en la accesibilidad del espacio urbano para el descanso de los vecinos y vecinas más mayores y/o con movilidad reducida".

La implantación de nuevos bancos en distintas zonas y varios de la ciudad cada año, responde a las peticiones vecinales. Un ejemplo de esto es que en las últimas semanas se han instalado nuevos bancos en los barrios de Orriols y Camino Real, "atendiendo a las peticiones del vecindario, comunicadas en las diferentes reuniones y encuentros".

Por lo tanto, apunta Urbanismo, con este proyecto "se suple la demanda vecinal basada en sus necesidades aportando nuevos bancos para el descanso". Estos elementos, además, "convierten los entornos en más accesibles y más amables, que invitan en mayor manera, a la convivencia vecinal en los espacios urbanos".