Actualizado 24/07/2017 12:54 CET

Dunkerque: 10 datos e imágenes reales del milagro que inspiró a Christopher Nolan

Dunkerque
CORDON PRESS

MADRID, 22 Jul. (EDIZIONES) -

Ya está en los cines Dunkerque, la nueva película de Christopher Nolan. Para su primer filme de temática bélica, el director de Interstellar o Memento ha elegido la historia de una evacuación, la conocida como operación Dinamo. que tuvo lugar en las playas de una pequeña localidad del norte de Francia.

Un operativo que consiguió rescatar a casi 400.000 hombres arrinconados por los nazis en una playa al norte de Francia y que pasó a la historia como El milagro de Dunkerque. Una gesta que, a día de hoy, todavía está rodeada misterio y cierto misticismo y que supuso un punto de inflexión en la última Gran Guerra.

EL HOMBRE QUE DIRIGIÓ EL MILAGRO

El Vicealmirante Bertram Ramsay, este fue el hombre sobre el que recayó la responsabilidad de orquestar la que pasaría a ser la mayor evacuación militar de la historia. El 20 de mayo fue cuando le fue encomendada la ardua tarea cuyo principal objetivo era minimizar las bajas. También fue uno de los oficiales que años después planificó el Desembarco de Normandía.

UNA SEMANA

La historia relatada en lo nuevo de Nolan tuvo lugar durante una semana: del 27 de mayo hasta el 4 de junio de 1940. En la víspera de la operación se declaró un día de oración nacional en el que el rey Jorge VI asistió a un servicio especial en la Abadía de Westminster.

LOS PROBLEMAS DE LA ARMADA

Los destructores de la armada británica eran blanco fácil para los cazas alemanes y eran incapaces de llegar hasta la orilla de la playa. Las autoridades británicas hicieron un llamamiento para ayudar a la Royal Navy a a la respondieron pequeñas embarcaciones civiles, mercantiles y de recreo, que por sus características sí podrían acercarse a los soldados que esperaban en aguas poco profundas.

UNA FLOTA VARIOPINTA

Los civiles británicos respondieron en masa a la petición. Yates privados, lanchas a motor, botes salvavidas, barcazas, pesqueros... cientos de barcos se unieron para devolver a casa a sus compatriotas derrotados. El barco más pequeño que participó en la evacuación fue el Tamzine, un bote de pesca de apenas 14 pies que se conserva en el Museo Imperial de la Guerra. El número total de embarcaciones implicadas, incluidos los buques de la Royal Navy y los buques civiles, fue de 933.

LA REINA DE DUNKERQUE

Uno de las gestas más recordadas fue el Medway Queen, un vapor a paletas que hizo un total de siete viajes cruzando el Canal de la Mancha y que logró rescatar a 7.000 hombres en total.

ALIADOS

Aunque la película de Nolan se centra en los soldados británicos, que efectivamente componían el grueso de las tropas varadas en la playa, allí también había soldados franceses, belgas, polacos y canadienses. Se calcula que de los más de 300.000 hombres que estaban allí, unos 200.000 eran británicos.

UN MILAGRO... QUE NO EMPEZÓ BIEN

Finalmente la evacuación se saldó con más de 338.000 soldados rescatados, un éxito teniendo en cuenta las condiciones en las que estaban y no en vano pasó a la posteridad como El Milagro de Dunkerque. Y es que cuando el 26 de mayo de 1940 se puso en marcha la evacuación, las autoridades británicas estimaban que menos de 50.000 hombres regresarían con vida. De hecho, el primer día solo fueron rescatados unos 8.000 solados.

MILES DE BAJAS

Pero a pesar del éxito, lo cierto es que las bajas que sufrieron los aliados se contaron por decenas de miles. Unos 60.000 hombres perdieron la vida durante esta Operación Dinamo. Cientos de ellos fueron civiles que arriesgaron sus barcos y sus vidas en el rescate.

LOS OTROS HÉROES DE DUNKERQUE

Y aunque la respuesta de los civiles fue increíble y la lucha por la supervivencia de los evacuados encomiable, el milagro no hubiera sido posible sin los hombres que murieron combatiendo para que otros pudieran volver a casa. Durante la retirada Dunkerque se ordenó a algunas unidades que "lucharan hasta el último hombre", fue el caso de la célebre 51ª División de Infantería de las Highlands.

EL DISCURSO DE CHURCHILL

La evacuación de Dunkerque inspiró uno de los discursos más dramáticos de Winston Churchill que pronunció el 4 de junio en la Cámara de los Comunes. Un discurso que también tiene su espacio en la cinta de Nolan, en que el mandatario británico lanzó un mensaje al mundo y, especialmente, a Estados Unidos, y que dice así:

"Llegaremos hasta el final,
lucharemos en Francia,
lucharemos en los mares y océanos,
lucharemos con confianza creciente y fuerza creciente en el aire,
defenderemos nuestra Isla, al precio que sea,
lucharemos en las playas,
lucharemos en los aeródromos,
lucharemos en los campos y en las calles,
lucharemos en las colinas,
no nos rendiremos jamás, y si esta isla, cosa que no creo de momento, o una parte importante de ella fueran sometidas y pasaran penurias, nuestro imperio allende los mares, armado y protegido por la Flota Birtánica, continuará la lucha, hasta que, cuando Dios quiera, el Nuevo Mundo, con su poder y su fuerza, venga al rescate y la liberación del Viejo".