Actualizado 06/08/2017 12:22 CET

100 años del nacimiento de Robert Mitchum: 10 películas que forjaron su leyenda

Robert Mitchum
UNITED ARTIST

MADRID, 6 Ago. (EDIZIONES) -

El 6 de agosto de 1917, con los tambores de guerra todavía resonando en media Europa y siendo el cine un invento aún por desarrollar, nacía Robert Mitchum, una de las mayores leyendas del séptimo arte. Un siglo después, el mundo que conoció se ha transformado totalmente, entre otras cosas, por su aportación como icono del Hollywood más rebelde.

El actor de La noche del cazador fue coetáneo de otras de las grandes figuras masculinas de la gran pantalla como Marlon Brando, John Wayne o Paul Newman, pero al contrario que ellos, Mitchum nunca se tomó demasiado en serio como actor. Él mismo resumió su estilo en una mítica frase: "Sólo tengo dos estilos de actuación: con o sin caballo".

Sin embargo, pese a su carácter siempre inmutable y a una vida juvenil plagada de incidentes con la justicia, no había fuerza capaz de parar la estrella de Mitchum. Ni siquiera cuando lo encarcelaron en 1948 por posesión de marihuana, un suceso que habría arruinado la vida de cualquier otra celebridad en aquellos años.

Tal vez ello se debiera a que nunca le faltó el favor del público, que siempre se identificó con ese chaval rebelde de Connecticut. Por su parte, la crítica profesional tardó más en reconocerle sus méritos. Pero, como tantas otras cosas, eso tampoco fue algo que le quitara el sueño a Mitchum. De entre toda su carrera, plagada de grandes éxitos y fracasos, estas son sus películas más emblemáticas.

TAMBIÉN SOMOS SERES HUMANOS

Con tan solo 27 años, Mitchum protagonizó en esta película bélica el único papel por el que fue nominado a un Oscar. Pero, como recuerda Independent, ni siquiera se presentó a la ceremonia. Estrenada pocos meses después de la rendición de Alemania, También somos seres humanos es una crónica descarnada sobre la guerra que sigue la historia de un pelotón en su travesía del norte de África a Italia.

PERSEGUIDO

Esta joya de Raoul Walsh de 1947 catapultó a Mitchum dentro del género en el que se haría más célebre, el western. Su director mezcló el aroma clásico del oeste con ciertos tintes de cine negro, pero el resultado pasó desapercibido hasta muchos años después, convirtiéndose en película de culto. En Perseguido, Mitchum interpreta a un forajido atormentado por su pasado que sólo busca la redención.

EL DORADO

En esta película de Howard Hawks, remake del clásico Rio Bravo, Mitchum secundó al máximo exponente del oeste americano, John Wayne. Y la relación no fue nada sencilla. El propio Mitchum definía su papel como "la dama principal de John Wayne", lo cual da una idea aproximada de sus sentimientos. A pesar de todo, los roces entre ambos intérpretes ayudaron a cimentar una relación llena de química en la pantalla.

SOLO DIOS LO SABE

La primera colaboración de Mitchum con la actriz Deborah Kerr se produjo en este filme de John Huston. La historia cuenta la supervivencia de un marino y una monja abandonados en una isla del Pacífico sitiada por los soldados japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. La relación entre Mitchum y Kerr era perfecta, tanto ante las cámaras como en privado, por lo que el dúo interpreta uno de sus mejores papeles en este clásico del cine.

CARA DE ÁNGEL

El contrató que vinculó a Mitchum con el productor Howard Hughes lo hundió durante un tiempo en multitud de proyectos mediocres, pero entre la paja siempre hay una joya. Esa es sin duda esta película de Otto Preminger, pieza inolvidable del cine negro en la que cuenta con Jean Simmons como contraparte femenina.

ADIÓS, MUÑECA

Adaptación de la novela de Raymond Chandler, el famoso detective Philip Marlowe volvía a las andadas de la mano de un Mitchum maduro y en estado de gracia. Su misión, hallar a una bailarina nocturna que ha desaparecido en extrañas circunstancias. Mitchum no interpreta en esta película, él es Marlowe.

EL CONFIDENTE

Un Mitchum crepuscular asumiría en esta película uno de sus últimos roles protagonistas de gran envergadura, el de Eddie 'Fingers' Coyle, un contrabandista de Boston desesperado por conseguir el favor de la policía delatando a sus antiguos clientes y sus planes criminales.

EL CABO DEL TERROR

Sin duda, una de las películas más famosas en las que actuó Mitchum, que también aparecería con un papel secundario en el remake de Martin Scorsese que protagonizan Robert De Niro y Nick Nolte. En El cabo del terror, Mitchum asume el rol de Max Cady, un peligroso delincuente sexual que busca vengarse del abogado que lo puso entre rejas, un sublime Gregory Peck.

RETORNO AL PASADO

Vuelta a los años cuarenta para rescatar este drama que cuenta con un reparto estelar, liderado por Robert Mitchum pero en el que también figuran intérpretes de la talla de Kirk Douglas o Jane Greer. Cine negro de primera categoría, cuenta con una de las frases más célebres del genero, ese "Pequeña, no me importa" que inmortalizó el actor para la eternidad.

LA NOCHE DEL CAZADOR

Para la gran mayoría de amantes del cine, esta terrorífica película de Charles Laughton ocupará un lugar destacado en las estanterías. En ella, Mitchum interpreta a un malvado predicador que representa continuamente lo que indican los tatuajes de sus nudillos: amor y odio. Máximo exponente del cine gótico americano, la única película que Laughton dirigió fue todo un fracaso de crítica y taquilla en su época, lo cual no ha evitado que con los años se le haya dado el reconocimiento que merece.