Interstellar: Así era el final original de Jonathan Nolan

Actualizado 23/03/2015 12:50:36 CET
Interstellar de Christopher Nolan
Foto: WARNER BROS.

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS)

   Antes de que Christopher Nolan se hiciera con las riendas de Interstellar, la epopeya galáctica iba a ser dirigida por Steven Spielberg. El proyecto contó siempre con guión de Jonathan Nolan, hermano menor del director, y el libreto sufrió algún cambio cuando el cineasta llegó al proyecto.

   Cuando el mayor de los Nolan se incorporó a la película, modificó algunos aspectos del libreto de su hermano, entre ellos al personaje de Murph -al que da vida Jessica Chastain- y que estaba pensado que fuera un hombre. Pero el director de la trilogía de El Caballero Oscuro también alteró el final de la historia.

   Según Jonathan Nolan su versión concluía de una forma menos cerebral, más científica y "mucho más sencilla", según recoge la página web Nerdist. El guionista acudió a un evento en Pasadena, California, para promocionar el lanzamiento en Blu-Ray de la cinta y fue allí donde realizó estas declaraciones.

(((ATENCIÓN, ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS)))

   En la versión que finalmente vio la luz, Cooper el personaje de Matthew McConaughy, se introduce en un agujero negro para poder enviar los datos recopilados a la Tierra. Pero aparece en una quinta dimensión de librerías que están relacionadas con líneas temporales y que él utiliza para hablar con su hija.

   Éste es el final que los espectadores pudimos ver en los cines y que a muchos les dejó con varias dudas. Uno de los seguidores aprovechó el acto para aclarar alguna de ellas. Jonathan respondió que su final era muy diferente. El agujero de gusano donde se introduce McConaughy "colapsa cuando Cooper trata de enviar los datos".

   Y esto, ¿qué quiere decir? Pues simplemente que no hay un final feliz. No se reúne con su hija y no vuelve a ver a Anne Hathaway. Es un final más oscuro, en el que el protagonista tiene éxito en la misión pero muere en el intento.

NO HA SIDO EL ÚNICO CAMBIO

   Éste no fue el único cambio que realizó Christopher Nolan en el guión de su hermano. Las anomalías gravitacionales que descubren Cooper y su hija eran inicialmente ondas de gravedad que emanaban de la destrucción de una estrella de neutrones. Algo tan catastrófico no puede ocurrir en nuestro sistema solar, por lo que las ondas detectadas solo podían provenir de un agujero de gusano cercano a nosotros, explicó Kip Thorne -el científico que ayudó a desarrollar la historia- al público.    

   Además esas ondas serían supuestamente detectadas por el LIGO, un experimento de detección de ondas gravitacionales que está liderando el propio Thorne. "Eso era algo muy cercano a mí, pero Chris pensó que era demasiado complicado de digerir para que los espectadores", declaró el científico.

   La película de Christopher Nolan amasó en taquilla más de 670 millones de dólares, pero no tuvo el mismo éxito en lo que a premios se refiere. Fue una de las grandes olvidadas en los Oscar y sólo se hizo con la estatuilla por sus efectos visuales.

   En el ámbito científico, el astrofísico Neil deGrasse Tyson -que no tuvo piedad con Gravity- afirmó que hay elementos muy plausibles y bien fundamentados en Interstellar.

Sensacine