Publicado 04/11/2015 17:01CET

Cultura contempla un descenso de 200.000 euros en el importe máximo de las nuevas ayudas al cine

Sala de cine
EUROPA PRESS

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha publicado este miércoles el borrador de la Orden Ministerial por la que se regulan las nuevas ayudas generales y selectivas a la cinematografía y el audiovisual, que contempla un descenso de 200.000 euros en la aportación máxima que puede recibir un proyecto, así como una reducción del diez por ciento en el porcentaje máximo del coste de cada película.

En concreto, el anterior sistema de ayudas para la amortización de largometrajes contemplaban un importe máximo de 1,5 millones de euros, mientras que el nuevo sistema de ayudas a priori destinado a películas de carácter más industrial limita dicha cantidad a 1,3 millones, y además sitúa en un 40 por ciento el porcentaje del coste que se puede percibir a través de dichas ayudas.

La convocatoria de estas ayudas generales está abierta a aquellos proyectos con un coste mínimo de un millón de euros, o de 700.000 euros para aquellas películas rodadas en lenguas cooficiales, así como para coproducciones internacionales y documentales. Además, la mitad del gasto ha de revertir en España, tanto si el rodaje es en el país como si es en otro territorio, y el 40 por ciento de la financiación ha de estar asegurada mediante contratos con televisiones, distribuidores o inversores.

Además de estas exigencias mínimas, cada proyecto será puntuado a partir de otros criterios automáticos, tales como aspectos culturales --que la película esté rodada en castellano o en lenguas cooficiales--; la solvencia técnica del productor --número de espectadores películas estrenadas, media de países en los que se ha vendido las últimas películas o participación en festivales o premios--; o la viabilidad económica del proyecto, así como su difusión.

Asimismo, otro de los criterios obedece al impacto socioeconómico y de la inversión en España: el porcentaje de inversión en el país; la incorporación de becarios al equipo; el fomento de género; las películas de animació, y las cintas destinadas a un público infantil.

De esta forma, a cada uno de estos criterios se le asigna una puntuación, cuyo baremo se y para obtener el cien por cien de la ayuda esperada, habrá que tener al menos un porcentaje del total de 60 puntos.

Los pagos de dichas ayudas se realizarán en tres momentos diferentes: el 20 por ciento se concederá con la adjudicación de la ayuda; un 50 por ciento al inicio del rodaje; y un 30 por ciento con el reconocimiento de costes. En este caso, se liquidarán los aspectos incumplidos.

Fuentes del Ministerio han explicado a Europa Press que uno de los avances de este nuevo sistema es que el productor va a conocer la cuantía con la que va a poder contar, a diferencia del sistema actual, por el que los gastos no se amortizaban hasta pasados al menos dos años.

Asimismo, recuerdan que a partir de ahora se abre este texto a información pública para que los interesados puedan comunicar las alegaciones que consideren oportunas. El borrador de Orden Ministerial también establece las bases para la regulación de otras ayudas, como las destinadas a la distribución, a la participación de películas españolas en festivales y a la organización de festivales y certámenes.

AYUDAS SELECTIVAS: HASTA 500.000 EUROS

Este borrador incluye también la regulación de las nuevas ayudas selectivas a la cinematografía y elaudiovisual, para nuevos realizadores, de carácter independiente o con un valor cinematográfico preeminentemente cultural. La cuantía de la ayuda a percibir podrá ser de hasta un 40 por ciento del coste, con un límite de 500.000 euros.

Según el texto, se reserva un 15 por ciento de la cuantía total destinada a las ayudas a la producción de largometrajes a estas ayudas selectivas. Para presentarse a la convocatoria, deben cumplirse unos requisitos de acceso, que incluye un coste máximo de 1,6 millones de euros; la financiacion de un diez por ciento del proyecto; que el 50 por ciento del gasto revierta en España; que un diez por ciento del presupuesto esté destinado a copias y publicidad; o que su estreno sea simultáneo en al menos 20 cines del territorio español.

Este proceso se realizará en tres fases. En la primera se aplican criterios objetivos relacionados también con el productor, la financiación, si es nuevo realizador, ayudas internacionales o coproducciones. Es necesario superar una puntuación mínima para acceder a las siguientes fases.

Una vez superada, el proyecto es valorado por la comisión de expertos. Los especialistas en financiación de la comisión valoran los aspectos presupuestarios y su realismo y adecuación a la película. En la última fase, los expertos de la comisión otorgan hasta un 40 por ciento de la puntuación en base a criterios de interés cultural, artístico, etc.

Para leer más