Dakota Johnson: 50 sombras de Grey no ensalza la violencia machista

Actualizado 13/02/2015 19:01:20 CET
Dakota Johnson y Jamie Dornan
Foto: GETTY

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS)

   La presentación en Londres de la película 50 sombras de Grey no estuvo exenta de polémica. La premiere estuvo acompañada de protestas de activistas que consideran que las novelas de E.L. James "idealizan el abuso y ensalzan a una persona abusiva". Acusaciones que la protagonista de la cinta, Dakota Johnson, rechaza de forma rotunda.

   Este grupo de activistas, que se hace llamar 50 Shades is Domestic Abuse' (50 sombras es abuso doméstico), se concentró a las puertas del cine de Londres donde tuvo lugar la presentación de la cinta con carteles y pancartas que clamaban contra la actitud de dominación y -a su juicio- abuso del multimillonario Christian Grey.

   La actriz Dakota Johnson, que encarna a la joven becaria Anastasia Steele en 50 sombras de Grey, señaló a BBC que no se siente incómoda por la polémica, sino todo lo contrario: "Es emocionante estar envuelta en algo tan controvertido que a algunos les gusta y a otros no", apuntaba la actriz que se encuentra en el punto de mira de la polémica.

   Johnson, al igual que el resto del equipo de la película, ha negado que la cinta haga alusión a ningún tipo de violencia machista: "Me pregunto por qué no esperan a ver la película. No creo que sea así de ninguna manera".

"NO SE DEBE JUZGAR SIN VER LA PELÍCULA"

   La directora Sam Taylor-Johnson ha seguido el mismo camino que la actriz y ha recalcado que no se debe "juzgar algo sin haberlo visto". La cineasta ha asegurado que la película no presenta a Anastasia como una víctima de los abusos de Grey. "Cuando Dakota y yo nos embarcamos en este viaje, nuestra misión fue engrandecer a Anastasia", señalaba la directora.

   "Cada encuentro que tiene con Christian ha sido de manera voluntaria y bajo la complicidad de ambos, hasta que él cruza la línea", señalaba la directora, quien ha asegurado que "cuando cruza esa línea hay un rotundo 'no'; ella tiene la última palabra, él es el vulnerable, así que no hay una idealización de ello".

   El actor Jamie Dornan -que da vida al controvertido Grey- se sumó a la opinión de Johnson, su compañera en la ficción, y de su directora y trató de poner en evidencia la causa de las protestas: "¿Por qué crees que hay tantas mujeres aquí si se trata de abuso y violencia doméstica? No me vengas con eso, no es eso".

LA POLÉMICA YA NACIÓ CON EL LIBRO

   Natalie Collins fundó el grupo de 50 Shades is Domestic Abuse en el año 2012 a raíz de la publicación de las novelas de James. "Nos preocupamos mucho por la manera en que los libros idealizan el abuso y ensalzan a una persona abusiva", señalaba la precursora de este movimiento.

   En Reino Unido, solo los espectadores mayores de 18 años tienen permitida la entrada al cine para ver la película. Iriana, una joven de 17 años que acudió a protestar junto a 50 Shades is Domestic Abuse, señaló que "no importa que sea para mayores de 18, lo que importa es que degrada a la mujer".

   "Es una vergüenza que sigan mostrando esto", recalcaba la joven activista, quien agregó que sus  "amigos piensan que es bueno que las chicas formen parte de esto, ya que es una nueva experiencia".

Para leer más

Sensacine