Actualizado 07/12/2016 11:01 CET

El director de fotografía de El último tango en París defiende a Bertolucci: "No pasó nada"

Vittorio Storaro
GETTY

MADRID, 7 Dic. (EDIZIONES) -

La controversia generada por el rodaje de la polémica escena de la mantequilla en El último tango en París continúa. La indignación provocada por un vídeo del director Bernardo Bertolucci que data de 2013, en el que confesaba que Maria Schneider desconocía el uso que iba a darle Marlon Brando a la mantequilla en la filmación de la escena, causó que el director emitiera un comunicado explicando lo que pasó. Ahora, el director de fotografía del filme ha salido en defensa del cineasta.

En una entrevista concedida a The Hollywood Reporter con motivo de la polémica generada a raíz de las declaraciones de Bertolucci, Vittorio Storaro, el director de fotografía de El último tango en París, asegura estar "muy disgustado por lo que se ha escrito". "He leído que se ejerció cierto tipo de violencia sobre ella, pero eso no es verdad. No es verdad en absoluto. Es terrible. Yo estaba allí. Estábamos haciendo una película. No lo haces de verdad. Estaba allí con dos cámaras y no pasó nada. Nadie estaba violando a nadie", recalca Storaro.

En la entrevista de Bertolucci, el director explica cómo él y Brando tuvieron la idea de usar la mantequilla y no decírselo a Schneider, porque quería "su reacción espontánea para ese uso impropio", señaló el cineasta, quien se arrepiente por cómo trató a la actriz. "Lo que dijo Bernardo años después fue que le gustaría pedir perdón a Maria, solo porque probablemente él no le explicó desde el principio lo que habló con Brando. No pasó nada durante el rodaje", asegura Storaro.

La idea de Bertolucci y Brando de introducir algo nuevo en la escena era habitual, según indica Storaro. "A Bernardo le encantaba añadir algo. Añadía algo con Brando en cada escena, pero eso era normal. Les encantaba hacer eso", explica. "Conocíamos el guion y sabíamos lo que queríamos hacer, pero cada mañana llegaba con diferentes ideas, así que ultimabas los detalles de esa escena en el momento", recuerda Storaro.

LA INDIGNACIÓN DE HOLLYWOOD

La impactante revelación que la actriz y el director dieron a conocer años atrás, y que se ha conocido ahora, provocó que muchas de las estrellas del Hollywood actual reaccionaran con sorpresa e indignación. "Me da asco", tuiteaba Jessica Chastain, mientras que la directora Ava DuVernay, calificaba el acto de "inexcusable", y añadía que "como directora no puedo entenderlo".

Schneider murió en 2011 a los 58 años a causa de un cáncer, y ya en 2007 en una entrevista con Daily Mail, confesó que se sintió violada por Marlon Brando cuando rodó esa escena. " A pesar de que lo que Marlon estaba haciendo no era real, yo estaba llorando lágrimas de verdad. Me sentí humillada y, para ser sinceros, un poco violada tanto por Brando como por Bertolucci. Después de la escena Marlon no me consoló o se disculpó. Afortunadamente, solo fue una toma", declaraba la Schneider.

"Debí haber llamado a mi agente o hacer que mi abogado estuviera en el set porque no puedes forzar a alguien a hacer algo que no está en el guion, pero por aquel entonces yo no sabía eso", señalaba la actriz en 2007.