Actualizado 12/06/2007 16:58 CET

Directores y productores muestran preocupación ante la futura influencia de las televisiones privadas en la producción

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El productor y director Gerardo Herrero, el productor José María Morales, los directores Manuel Gómez Pereira y Jaume Balagueró, y los actores Paz Vega y Jordi Moyá, debatieron hoy sobre las ventajas e inconvenientes de la coproducción internacional dentro del marco de los 'Screenings. Madrid de Cine', además de abordar las posibles consecuencias que la futura Ley del Cine ejercerá en la industria. Productores y directores se mostraron preocupados ante la futura influencia que podrían tener, tanto las televisiones privadas como la televisión pública (ésta en menor medida), en la producción de los próximos proyectos del cine español.

"Va a ser un problema y habrá que estar pendientes de su modo de producir o, incluso, de que acaben ellos con el negativo de la película en propiedad", explicó Morales, para quien ese negativo supone "la fuerza de la productora". "Pueden acabar controlando el proyecto, y los productores necesitamos defensa ante esto".

Gómez Pereira se refirió a esta participación de las televisiones, que tendrán que seguir invirtiendo el 5 por ciento en cine pese a que no se recoja en el texto, como "un asunto delicado". Según el director de 'Todos los hombres sois iguales', el mayor problema que presentan estas inversiones está en que participen en la producción, "pero no se queden con los derechos de emisión". A pesar de considerarlo una "incongruencia", que podría acabar con "las producciones medias", Gómez Pereira admitió que se trata de "su dinero, y son libres de utilizarlo como quieran".

Balagueró, uno de los directores españoles más internacionales gracias a su trabajo con la productora Filmax Internacional en películas como 'Darkness' o 'Frágiles', también criticó las exigencias de algunas televisiones respecto al casting. "No sé por qué, pero en este apartado no existe libertad porque la mayoría de las veces tiene que ser aprobado por ellos", señaló.

LOS FUTUROS ESTUDIOS

Sin embargo, tanto Moyá como Vega, los dos actores participantes en la mesa redonda, sí reconocieron unas mayores ventajas en esta nueva situación. Según la actriz protagonista de 'Los Borgia', las televisiones podrían ser en el futuro "lo que representan para la industria hollywodiense los grandes estudios".

Moyá, que se estrenó hace seis años como director con 'No somos nadie', también defendió esa idea de "futuros estudios", aunque indicó que deberían cambiar algunas cosas. "He visto muchos casos de directores que han evolucionado como querían los productores porque, si no, se acababa su carrera".

DESGRAVACIONES FISCALES

Los representantes del cine también abordaron el aumento de las colaboraciones de las productoras españolas con el resto de compañías europeas y latinoamericanas. Morales resaltó que esta situación también se verá influenciada por la Ley del Cine, ya que contempla un aumento de las desgravaciones fiscales para los socios hasta llegar al dieciocho por ciento, por el cinco por ciento anterior.

Gómez Pereira confirmó que se conseguirán "ventajas fiscales que anteriormente perjudicaban a España", puesto que hasta ahora estaba en "desventaja con otros países como Irlanda".

Tanto directores como actores y productores coincidieron en señalar los aspectos positivos de la participación de España en los largometrajes de otros países, que permitirán una mayor apertura del mercado cinematográfico. Además, abordaron las posibles consecuencias de estas uniones, como la llegada de marcas comerciales al sector de la producción o la imposición de "caras conocidas" como condición para comenzar un rodaje.