Enigmas de cine: 10 mensajes ocultos en películas

Actualizado 03/12/2018 15:37:50 CET
Escenas de
Foto: WARNER/UNIVERSAL

MADRID, 26 Abr. (EDIZIONES)

   El crear una película es un proceso complejo donde se ven involucradas muchas personas, un trabajo colectivo de creación donde los múltiples profesionales que en él participan dejan su huella. Y en algunas ocasiones ésta va más allá de su nombre en los títulos de crédito convirtiéndose en un genial guiño para el público más atento.

   Por eso, en cierto número de películas hay mensajes ocultos, los conocidos como "easter eggs". Pequeñas sopresas que sirven como guiño tanto a departamentos de producción como para hacer pequeños homenajes. Un juego de agilidad y conocimiento cinematográfico para los espectadores más avezados.

   Hemos seleccionado 10 películas con mensajes ocultos. ¿Habías descubierto estos easter eggs?.

SOY LEYENDA

   La cinta protagonizada por Will Smith tiene un mensaje premonitorio en una de sus escenas. Durante la secuencia de caza en Times Square, Robert Neville (Smith) pasa cerca de una valla publicitaria donde se anuncia el estreno de Batman v Superman en un hipótetico estreno para el 15 de mayo de 2010.

   Debido a que la película es de 2007, está claro que se trata de un guiño premonitorio sin querer puesto que en la época ambos héroes estaban de moda debido a los lanzamientos de Superman Returns en 2006 y Batman Begins en 2005.

   Está claro que la imagen hacía referencia a un posible crossover de entre ambos filmes, que llegaría a producirse años después. Sin olvidar que Akiva Goldsman, guionista de la cinta, estuvo inmerso en la producción de la película que reuniría a los héroes de DC Comics que nunca llegó a ver la luz.

   Sin embargo, el paso del tiempo ha provocado que este "deseo" se convierta en realidad y en un guiño adelantado al megaproyecto de Warner, cuyo estreno está previsto para el 23 de marzo de 2016.

EL REY LEÓN

Cuando Simba se desploma en el quicio de una meseta provoca una humareda de polvo que se va hacia el horizonte. Durante unos segundos se pueden ver las letras SFX, que hacen referencia al departamento de efectos especiales de la película.

   Durante muchos años se pensó que hacían referencia a la palabra SEX (sexo) y que tenía como objetivo despertar la sexualidad de los niños. Sin embargo, el estudio desmintió tales acusaciones.

EL REPORTERO: LA LEYENDA DE RON BURGUNDY

   El personaje de Christina Applegate visita un restaurante mexicano con compañeras del canal KVWN 4 y trazan una broma para vengarse del arrogante y sexista Ron Burgandy y el resto del Equipo Número Uno de Noticias de San Diego. Las mujeres traman el plan en un restaurante llamada Escupimos en su alimento. Un ácido juego de palabras que en inglés da para un divertido gag.

EYES WIDE SHUT

En el momento en que Bill (Tom Cruise) es testigo del ritual satánico se puede escuchar la composición musical de Jocelyn Pook. De hecho, durante el ritual se puede oír la canción Masked Ball que incluye versos de la liturgia Ortodoxa Rumana pero que están cantados al revés.

MATRIX RELOADED

 Normalmente, las placas de los coches en las películas son tienen mucha relevancia. Sin embargo, en la trilogía Matrix algunas hacen referencias a textos bíblicos.

   Por ejemplo, la matrícula del coche del Agente Smith es el libro de Isaías 54:16 (Mira, yo he creado al herrero que aviva el fuego en las brasas y hace armas de diversos usos; yo también he creado al hombre destructor para que cause ruina). Otro ejemplo es la matrícula del Cadillac de Trinity que corresponde a Daniel 2:3 (que les dijo:
-He tenido un sueño, y estoy muy preocupado tratando de comprenderlo).

   Unos guiños proféticos para el elegido: Neo.

MONSTRUOSO

   Más que ser una de las escenas, en Monstruoso (Cloverfield) el mensaje oculto está en el final de la películas, durante los créditos. Se escucha un mensaje que parece indescifrable pero que realmente es la frase "Sigue vivo" dicha al revés. Este guiño, que daba a entender que la bestia que destrozaba Nueva York no moría, invitaba a una posible secuela que no vio la luz.

SUNSHINE

   Cuando los tripulantes del Icarus II deciden ir entrar en la nave del Icarus I después de recibir una aviso de socorro. Durante la expedición de los tripulantes a esa nave, que dura unos 49 minutos, el director Danny Boyle pone fotogramas de la tripulación fallecida del Icarus I que conjuga con las escenas en la que la tripulación del Icarus II investiga. Cada fotograma del Icarus I son mostrados a modo de puzzle ya que la foto completa se verá posteriormente en la película.

EL CLUB DE LA LUCHA

   Quien haya visto El club de la lucha, ya sabe que Tyler Durden (Brad Pitt) trabajó en cines proyectando películas, y aprovechaba las proyecciones para incrustar entre los fotogramas de la película imágenes fálicas.

   Aparte de que Fincher haga algo similar en la película. Otro mensaje oculto es que antes de ser presentado Tyler, ya se le puede ver a modo de imagen subliminal antes. En fracciones de segundo, el narrador (Edward Norton) puede ver a Brad Pitt. Este guiño lo hizo el director para que la creación del personaje de Tyler sea desde su concepción algo que está dentro de la mente del personaje de Edward Norton.

KING KONG

 
Peter Jackson hizo un juego de lenguaje con este guiño. Normalmente cuando se ve lenguaje de signos, lengua braille o código morse; se da por hecho que el subtitulado que explica qué se está diciendo es el correcto.

   Sin embargo, el espectador que se haya tomado tiempo en traducir el mensaje en morse que se envía en la película habrá visto que en lugar de pedir la detección del personaje de Jack Black se dice: "Enseñadme al mono". Un pequeño guiño para lo que realmente vendrá después

AKIRA

   La película de animación japonesa Akira está situada en un futuro postapocalíptico, en el año 2019 en Neo-Tokio después de la III Guerra Mundial. Una de las escenas de acción transcurre en el Estadio Olímpico que se construyó para los Juegos Olímpicos de la ciudad en 2020. Este guiño realmente en una predicción en toda regla puesto que la película es de 1988, cuando todavía no se sabía que Tokio albergará los juegos en 2020.

Sensacine