Gerardo Herrero utiliza el humor negro para provocar sonrisas en la comedia 'Que parezca un accidente', con Carmen Maura

Actualizado 11/11/2008 22:30:04 CET
EP

MADRID, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director y productor Gerardo Herrero se ha enfrentado al género de comedia en 'Que parezca un accidente', una película en la que utiliza el humor negro para provocar sonrisas. Según explicó, se trata de una "comedia elegante", protagonizada por Carmen Maura, a la que acompañan en el reparto Federico Luppi, José Luis García-Pérez, Marta Fernández Muro, Adrián Navarro y Yaiza Guimaré.

"La comedia es el género más difícil de todos", señaló hoy Herrero, a quien le llegó el guión de esta producción y finalmente decidió también dirigirla. "No es mi estilo, ni mi género, pero me encanta rodar", explicó Herrero, sobre esta película "un poco disparatada y diferente" a las que está acostumbrado.

Herrero afirmó que "nunca" se atrevería a hacer un musical o una película de terror, pero que ha llegado a la comedia después de rodar cintas sobre relaciones sociales (como 'Las razones de mis amigos') o 'thrillers', género en el que se encuentra "más cómodo".

En esta ocasión, Maura encarna a una suegra que vive obsesionada con la idea de que su yerno (García-Pérez) engaña con otra a su hija Martita (Guimaré). Aconsejada por su mejor amiga (Muro), decide contratar los servicios de un asesino a sueldo a punto de jubilarse (Luppi) para dar un escarmiento al esposo de su hija.

Es la primera vez que Herrero y Maura trabajan juntos. "Ha sido un juego divertido", afirmó el director y productor, quien quiso que los actores estuvieran "un poco pasados". "Es una historia irreal y encontrar ese punto era difícil", consideró.

RODAJE EN CANARIAS

Maura confesó que siempre que trabaja intenta sacar al personaje desde dentro. "Hacer comedia en drama es peligroso, pero la comedia hay que tomarla en serio", consideró la actriz, que se mostró encantada de haber estado durante tres meses de rodaje en Las Palmas de Gran Canaria.

Después de convencer al director para acortar el tiempo de ensayos, los actores se pusieron manos a la obra. "En comedia hay que tener las cosas muy claras y hacer creíbles cosas increíbles", apuntó Muro. Guimaré, por su parte, reconoció que enfrentarse a su segunda película fue todo un reto, más aún teniendo que estar "a la altura" de Maura, su madre en la ficción.

García-Pérez, amigo personal y habitual en los filmes de Herrero, quiso reivindicar el "placer de reírte con una película", algo que, a su entender, no ocurre con todas las comedias que se estrenan.

Herrero quiso disculpar la ausencia en la rueda de prensa de los actores argentinos y aprovechó para anunciar que tiene previsto un proyecto con Carmen Maura. "Recibo muchos guiones de gente joven y para hacer la primera película hay que poner mucha energía", dijo Maura.

A este respecto, Herrero recordó que gracias a su productora, Tornasol Films, capea el temporal por el que está pasando el cine español. "Hay muchos problemas en el cine español, pero nosotros intentamos solucionarlos", afirmó Herrero, que no quiso extenderse en sus críticas a la situación de la industria del cine nacional.

Sensacine