Goya 2017 | 'Frágil Equilibrio', Mejor Película Documental, una reflexión sobre cómo el sistema devora la humanidad

Publicado 05/02/2017 0:19:03CET

   MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

   'Frágil Equilibrio', que ha gandado este sábado el Goya a la Mejor Película Documental, es un filme coral que cuenta tres historias al hilo de las reflexiones sobre la vida del expresidente de Uruguay, José Mujica, y que pretende poner al espectador ante la disyuntiva de seguir la inercia del sistema o tomar las riendas de su vida. "Esto es como una máquina y nosotros podemos elegir si formar parte de la máquina o no, elegir si ser o no humanos", afirma su director, Guillermo García López.

   El trabajo nació a partir de una campaña de micromecenazgo y está producido por Sintagma Films, que le ha dedicado más de dos años y medio trabajando con equipos de rodaje en distintas partes del mundo: el Monte Gurugú de Marruecos, Japón y Madrid son los escenarios de las historias principales, mientras Mujica fue entrevistado en su casa de Uruguay.

   Según explicó García López en un coloquio con los espectadores del documental en el Renoir Princesa de Madrid el pasado mes de diciembre, "él fue el principal inspirador". "Le propusimos hacer una entrevista porque era la única manera que teníamos de captar su mensaje. Un mes después, tardamos varios meses en recibir un sí, ya teníamos un dossier con estas tres historias. Él recibió todo el proyecto y cuando hicimos la entrevista ya sabía de qué temas íbamos a hablar", afirmó.

   Al final, como dice el cineasta en una entrevista con Europa Press, "su discurso es su discurso" y en 'Frágil equilibrio' viene a poner palabras a las historias que describen cómo el sistema atrapa a las personas y las despoja de su libertad y de su humanidad: El 'salaryman' japonés que se dedica tanto a su trabajo que pierde el sentido de la vida, el migrante africano que se la juega para ser aceptado por un sistema que le recibe con vallas y concertinas y el español de a pie que tras años metido en la rueda, se ve expulsado de ella, desahuciado de su casa.

   "Podrían haber sido otros casos, hay mil historias en el mundo y esta es una película coral. Escogimos tres etnias distintas para reflejar lo diverso del mundo a nivel estético y para marcar unos ejes muy claros, el primero de ellos, el que va de África a Europa, que es la pulsión directa de la búsqueda de libertad", explica el director.

"EL MUNDO NO ES COMO LO VIERON EN LA MTV"

   García López, que recurre tanto a entrevistas con jóvenes que se preparan en el Gurugú para saltar a Melilla como a imágenes de archivo de violencia policial en la valla fronteriza, incide en que "los africanos se juegan la vida por entrar en un mundo que han visto en la MTV y cuando llegan, se encuentran con que no es tal y como lo soñaban". "Esta es una de las grandes contradicciones del Norte", afirma.

   En segundo lugar, Japón. "Un viaje al final del cual está esa sociedad de consumo donde se supone que está todo lo que se desea y todo lo que se le pide al mundo: productos y dinero para comprarlos. Se supone que allí todo está bien pero al final no lo está porque se da la expresión máxima de la pérdida de libertad, que es quitarse la propia vida", plantea el cineasta, que ilustra esta reflexión con una conversación real entre dos 'salaryman' japoneses.

   Por último, la tercera historia, un desahucio en Madrid que es más que eso, es la comunidad que se forma alrededor del vecino al que el sistema ha dejado caer. "Es esa contradicción que hay en el Norte donde no es oro todo lo que reluce, donde el sistema que supuestamente te abre los brazos y te acoge, donde tú haces tus deberes y cumples con tus obligaciones, un día te pasa algo, una causa circunstancial o física y el sistema ya no te quiere y te expulsa", apunta el cineasta.

UN FILME CORAL Y COLABORATIVO

   Tanto para ilustrar los desahucios como la violencia en la valla de Melilla, el director se ha servido de la colaboración de periodistas y ONG que han prestado imágenes de archivo a partir del cual, García López seleccionó a las personas y las historias que encajaban con la historia que quería trasladar al público. No son los únicos colaboradores, junto a los mecenas que lo hicieron posible, la ONG Oxfam Intermón respalda el proyecto y está colaborando en su difusión.

   Para el director de la entidad, Chema Vera, tras conocer una primera versión del filme, "no quedaba otra" que apoyarlo. "Habla de la sostenibilidad frente al consumo depredador que no dará para que todos tengan; de la desigualdad y la sociedad dual dentro de un mismo país y de la migración como consecuencia de esa desigualdad extrema (...) y lo hace desde lo comunitario, desde la respuesta colectiva de los protagonistas", comentaba en un coloquio con espectadores.

   Para Vera, otro gran mérito de este "espléndido" documental es que "no se queda en lo sistémico sino que va al ser humano" e interpela a cada uno de los espectadores sobre su consumo, sobre su vida, su trabajo y su tiempo, para al final resultar "profundamente esperanzador".

   Precisamente "esperanza" y "fuerza" son las huellas que García López espera dejar en el espectador con esta película "hecha por la gente y para la gente", animarle a repensar aquello para lo que está programado y decidir si recuperar la humanidad y esa idea de la comunidad y lo colectivo, frente a un sistema que lo devora todo y a todos.

   Frágil Equilibrio ha ganado también el premio a la mejor película documental en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol