Luis Ortega retrata a "un asesino rockstar" en 'El ángel': "Pensar que alguien bello no te puede matar es absurdo"

Fotograma de 'El ángel', de Luis Ortega
BTEAM PICTURES
Publicado 30/10/2018 14:59:48CET

   MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El cineasta Luis Ortega se inspira en la figura de Carlos Robledo Puch, un conocido criminal de los años 70 en Argentina, para crear la figura de un "asesino rockstar" en 'El ángel', película que llega a las salas españolas este miércoles 31 de octubre.

   Con una estética potente y un protagonista --Lorenzo Ferro-- que recuerda al criminal que más tiempo lleva en prisión en Argentina, el director ha rechazado en una entrevista con Europa Press la idea de que se pretenda "glamourizar" a un asesino. "La idea de que un asesino tinee que ser feo o amenazante visualmente es una idea del siglo pasado", ha ironizado.

   "El personaje era muy bello, se vestía así y es de las pocas cosas reales que hemos mantenido: el personaje tenía esa apariencia. La idea de que alguien bello no te puede matar es absurda: si alguien ve un niño bello a las cuatro de la mañana no se cruza de acera, pero si ve un marroquí raro a esa hora, piensa que lo va a matar", ha lamentado Ortega.

   El propio Ferro reconoce que las indicaciones para interpretar a este personaje giraban en torno a un "rockstar al que las chicas incluso le llenaban la celda de cartas cuando estaba preso". "Es como si fuera un Elvis Presley de los asesinos", ha añadido, tras recordar que también tenía una "gran influencia del cine".

   "Camina como un actor aunque esté solo, porque piensa que lo están filmando y forma parte de una película y no quiere quedar como un ridículo. En definitiva, tiene que ver con la idea de que Dios existe o, al menos, de que hay un ojo observando", ha señalado el director de la cinta.

   El Deseo --la productora de los hermanos Almodóvar-- ha producido esta película que también cuenta en el reparto con nombres como los de Chino Darín, Cecilia Roth o Mercedes Morán. Ortega ha reiterado que su idea no estaba enfocada en mostrar "la sed de mal" de una persona que conmocionó al país latinoamericano con sus crímenes, sino en "enseñar a alguien que lleva la libertad más allá de lo recomendable".

   "Hay muchas películas como 'Bonnie and Clyde' o 'Badlands' donde el malo está puesto en el lugar del bueno, como en contra de un mundo diabólico y el bandido es quien nos representa en el mundo como alguien que se atreve a ir más allá. Pero este no es el caso, porque el protagonista es una persona con dudas religiosoas, que duda si la muerte existe o no y todo es una puesta en escena", ha afirmado.

LA MODERNIDAD DE CARLITOS

   Ferro insiste en esta propuesta, resaltando que el personaje no es "alguien que fuera detrás del dinero". "En cuanto ve que la familia que idealiza es parte del sistema, porque también corren detrás del dinero, se rompe ese romanticismo. Pasa lo mismo cuando ve que su amigo se va a convertir en un imbécil: lo mata antes de tiempo", ha añadido.

   Precisamente, esa relación entre Darín y Ferro en la gran pantalla que va más allá de la amistad es otro de los temas que aborda la película. "En esa época, las relaciones homosexuales --que llamaban 'desviación sexual'-- estaban relacionadas con el delito, pero en eso Carlitos tiene una mirada moderna: no se pregunta si es de homosexual sentirse atraído por otro hombre", ha concluido.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol