Mickey Mouse cumple 90 años y Disneyland París se rinde a sus pies

90º cumpleaños de Mickey Mouse
DISNEY
Actualizado 18/11/2018 12:27:03 CET

PARÍS, 18 (Del enviado especial de EUROPA PRESS, David Gallardo) -

"Espero que nunca perdamos de vista una cosa: que todo comenzó con un ratón". Al visionario Walt Disney le preocupaba que nadie olvidara el pasado para así garantizar un futuro sin fecha de caducidad. Y, efectivamente, no puede comprobarlo ahora, pero puede estar bien tranquilo y orgulloso, pues este domingo 18 de noviembre de 2018 su famoso roedor cumple 90 años en indudable buen estado de forma.

Icono absolutamente transgeneracional y prácticamente intercultural, Mickey Mouse hizo su primera aparición en pantalla el 18 de noviembre de 1928. Una fecha señalada que ha sido debidamente celebrada en Disneyland París, coincidiendo de paso con los primeros días de la siempre entrañable temporada navideña -en marcha del 10 de noviembre al 6 de enero-, durante la cual el parque multiplica su capacidad de ablandamiento de corazones.

El punto culminante de los festejos de cumpleaños ha sido una fiesta sorpresa para el legendario ratón al que tanto quería Walt Disney. Preparada por su novia Minnie y con la participación también de amigos como Goofy, Pluto, Donald y Daisy. Con la siempre dulce guinda de Zara Larsson cantando un par de canciones para el homenajeado antes de entonar el sempiterno y siempre necesario 'happy birthday'.

"Honestamente, no podría estar más feliz. Estoy emocionada de estar aquí", ha apuntado a Europa Press la diva sueca del pop, quien acto seguido ha descrito a Disneyland como "el lugar perfecto para celebrar la Navidad", pues la "decoración es maravillosa y todo el mundo está feliz". "Te hace conectar con tu familia y con tus amigos. Cuanto más años cumplo más aprecio visitar Disneyland", ha asegurado.

De la misma manera, se ha mostrado feliz por poder participar en el cumpleaños de Mickey Mouse al ser "una parte grande de la infancia de todos". Por eso, ha añadido: "Es alucinante que haya permanecido todo este tiempo tan relevante. Es como mágico, y no necesitas ni estar en Disneyland para sentir eso, pues puedes ver las películas y todo lo que está relacionado con él. Tiene un toque mágico con los niños y con todos, también conmigo".

Esa magia a la que se refiere Zara Larsson es la que lleva a los más pequeños a arrojarse hacia los brazos de Mickey cuando le ven en cualquier momento y en cualquier lugar del parque. Y lo más portentoso es que sucede ahora de la misma manera que en 1978, cuando por su 50 cumpleaños, el ratón se convirtió en el primer personaje de animación con una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

Y es que Mickey Mouse es una estrella a la que acuden a ver millones de visitantes de todas las edades cada año. Es el ratón más famoso de la historia y el único capaz de convertir el cumpleaños de un nonagenario en una gran fiesta infantil. Ese es el secreto no ya de su longevidad, sino más bien de su inmortalidad, con una capacidad de atracción que fascinó hasta al mismísimo Andy Warhol, quien llegara a afirmar: "Me preguntaron por mi personaje favorito de Disney y dije que Minnie Mouse, porque ella puede acercarme a Mickey".

90 DÍAS DE CELEBRACIONES

Este fin de semana es exactamente el 90 cumpleaños de Mickey Mouse, pero los festejos se extenderán hasta el próximo 6 de enero con diversos espectáculos: Mickey's Christmas Big Band, en el que el magnético roedor sorprenderá con su manejo de la batería interpretando famosos villancicos; y A surprise for Mickey, en el que, como ha ocurrido este fin de semana, su novia pide a sus amigos y a los visitante que la ayuden a preparar una fiesta sorpresa.

Además, y como parte del programa de celebración del aniversario una nueva atracción única en Europa abrirá sus puertas: Mickey and his PhilharMagique Orchestra. Una experiencia 4D protagonizada por él mismo junto con Donald que transportará al público a momentos memorables de clásicos de Disney como Aladdin, La Sirenita o El Rey León.

Durante la temporada navideña que acaba de arrancar, Mickey también es protagonista -en este caso con Minnie y Papa Noel- de la 'Ceremonia de iluminación del Abeto' de 24 metros de altura que preside Town Square, que da paso al encendido de las guirnaldas de Main Street y termina con las luces blancas que iluminan el igualmente icónico Castillo de la Bella Durmiente.

Asimismo, una veintena de personajes de Disney celebran dos veces al día la Cabalgata de Navidad, mientras que Goofy tiene su propio espacio en Incredible Christmas, un show nocturo con la última tecnología en mapping y efectos especiales en el que, claro, también está acompañado por Donald, Daisy, Minnie y el omnipresente Mickey Mouse.

Un ratón, ya lo hemos dicho, con incalculable magnetismo y muchos y diversos poderes. Entre otros, conseguir que los adultos pasen horas paseando por todo el parque ataviados con sus grandes y emblemáticas orejas como si acaso semejante complemento fuera normal en su rutina diaria.

No parece claro que nadie se levante a las 7 de la mañana, desayune, se ponga las orejas y se adentre en el metro para ir a trabajar a la oficina. Pero es que Disneyland bien podría ser el lugar más opuesto al metro de cualquier ciudad, pues en el mundo de fantasía las sonrisas son gratis, mientras que en el submundo de las ciudades en ocasiones parecen prohibidas.

Sin embargo, como bien resume Zara Larsson, todo en torno a Disneyland tiene algo de mágico. Porque, independientemente de la edad de cada cual, algo sucede cuando los visitantes cruzan la puerta y se adentran en el parque. Descifrarlo desde la distancia es tarea imposible; empezar a comprenderlo in situ, altamente probable. Por eso, tiene sentido cantar cumpleaños feliz a un ratón de 90 años que en realidad no pertenece a ninguna época en particular pero está siempre presente en todas.

Sensacine