¿Es el Rey León un plagio de unos dibujos japoneses?

Actualizado 30/01/2015 10:37:03 CET
El Rey León y Kimba ¿Parecidos razonables?
Foto: DISNEY/ MUSHI PRODUCTIONS

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS)

   El Rey León fue una creación original de Disney... o eso al menos es lo que dice la factoría de los sueños. Sus creadores admitieron que tuvieron como referentes a Hamlet, la obra de Shakespeare, e incluso a Bambi, pero nunca a Kimba, el león blanco, una serie de dibujos animados japoneses de los 60. Nunca... hasta ahora.

   Personajes muy parecidos y decorados y escenas demasiado similares dejan al descubierto que, por lo menos, existe una conexión evidente entre ambas historias. Es más, Tom Sito, uno de los dibujantes de Disney reconoce en declaraciones a The Huffington Post que puede haber una relación, ya que "muchos de los artistas que trabajaron en la película, si crecieron en los 60, vieron Kimba".

   En todo caso, Sito alega que si al crear El Rey León se inspiraron en la serie japonesa lo hicieron de manera inconsciente. ¿Es realmente un plagio o pura casualidad? La polémica está servida. Juzguen ustedes mismos.

LAS SIMILITUDES

   Lo primero que llama la atención es el nombre de los protagonistas. Si los creadores de El Rey León realmente copiaron a los dibujos japoneses, no fueron muy originales a la hora de bautizar a Simba, un nombre que se relaciona muy fácilmente con el de Kimba.

   Los 'parecidos razonables' continúan con los personajes que rodean a ambos leones. Un pájaro, un mandril, un gran león, hienas... incluso el malvado Scar tiene su doble en la versión japonesa. ¿O más bien es al revés? Las imágenes hablan por sí solas.  

   Visualmente, las historias tienen también muchas similitudes. La aparición de Mufasa entre las nubes ante su hijo o la mítica ascensión de Simba a la roca tras vencer a su tío Scar y devolver la paz al reino parecen sacadas del mismo imaginario.

   Otro dato curioso es que Matthew Broderick, el actor que le prestó su voz a Simba, admitió que se sintió confuso sobre su papel. En una entrevista durante la promoción de la película en 1994, Broderick declaró que "pensaba que sería Kimba, que era un león blanco de unos dibujos que veía cuando era pequeño".

LA HISTORIA DE KIMBA Y SIMBA

   Hay que reconocer que si en algo difieren ambas historias es, precisamente, en lo que cuentan. La serie asiática, se basó en el cómic manga Jungle Emperor Leo, creado por Osamu Tezuka. La historia de Kimba se centran en explorar la relación entre los humanos y los animales.

   Según Tom Sito, la historia japonesa "es más exótica, Kimba se pone a dos patas y le pega un puñetazo a otro animal... Eso no lo hacen los leones".

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Mientras, la exitosa película de Disney narra las aventuras de Simba, un joven león, que se ve obligado a abandonar su reino, después de que su tío lo culpara de haber matado a su padre. Un argumento, que como ya se ha dicho, está basado en Hamlet.

   Ante la controversia despertada en su momento, los directores de El Rey León, Rob Minkoff  y Roger Allers, negaron conocer la historia de Kimba durante la creación de su película. Minkoff declaró que fueron conscientes de la existencia de la serie japonesa cuando viajaron al país asiático para promocionar la cinta.

EL WALT DISNEY JAPONÉS

   Unas afirmaciones que se pueden poner en duda, ya que su compañero Allers trabajó en los 80 como dibujante en Japón, un país en el que el cómic de Jungle Emperor es muy famoso y donde su creador, Tezuka es conocido como el Walt Disney japonés.

   Allers reconoció que podía entender el malestar de los creadores de la serie japonesa: "Entiendo su enfado si sienten que les han robado sus ideas, pero si me hubiera inspirado en Kimba lo habría reconocido".

   La polémica no pasó desapercibida, y en 1995, Los Simpson parodiaron la situación en uno de sus capítulos: "Tienes que vengar mi muerte Kimba... digo Simba".

ES UNA COINCIDENCIA

   Uno de los argumentos para desligarse de las críticas que les acusan de haber copiado a la serie japonesa lo ha repetido Tom Sito: "Es una coincidencia". Y aunque parezca muy simple, puede que tenga razón.

   Sito alega que "cuando imaginas y creas las cosas que hacen los leones, su ambiente y todo aquello que les rodea, como animales, árboles o rocas, las similitudes son inevitables". Respecto al parecido del nombre, Simba significa león en Swahili, por lo que se explicaría el parecido entre ambos.

   Esta explicación ha convencido también a los creadores de Kimba. Ya en 1994, Takayuki Matsutani, el presidente de la productora de Osamu Tezuka, compartía el argumento de Sito.

   "Alguno de nuestros trabajadores ha visto El Rey León y tras discutir sobre el tema hemos llegado a la conclusión de que no se puede evitar ciertas similitudes si estás utilizando animales como personajes y tratas de dibujarlos", aseguraba el directivo.

   Matsutani quiso cerrar la polémica asegurando que si Tezuka, que falleció cinco años antes de que se estrenara El Rey León, hubiera reconocido algo de su historia en la cinta de Disney, le hubiera gustado.

Para leer más

Sensacine