Robert De Niro: The Irishman solo es posible en Netflix

Actualizado 22/08/2017 11:03:49 CET
Robert De Niro
CORDON PRESS

MADRID, 22 Ago. (EDIZIONES) -

The Irishman es el título del ambicioso proyecto de Martin Scorsese que reunirá en una misma película a Robert De Niro (Uno de los nuestros) y a Al Pacino (El padrino) en la gran pantalla, junto a otros grandes nombres de la industria como Joe Pesci (Uno de los nuestros), Harvey Keitel (Reservoir Dogs), Ray Romano (Todo el mundo quiere a Raymond) y Bobby Cannavale (Chef). Una superproducción de 100 millones de dólares de presupuesto que, tras algunos años en el limbo, producirá Netflix finalmente.

De Niro, el actor fetiche de Scorsese, ha querido dejar claro durante una entrevista a Deadline, por qué Netflix es la única productora capaz de llevar a cabo este proyecto.

El actor neoyorkino cree que la estrategia comercial de Netflix y su método para presentar sus producciones al público es la mejor forma de financiar The Irishman, sobre todo siendo un trabajo tan costoso.

"Pienso que es bueno porque necesitamos el dinero para hacerlo bien y no era financiable de cualquier forma, en la forma tradicional de hacer películas, si quieres llamarlo así", indica el intérprete. "Están intentando hacer lo mejor que hayan hecho nunca", explica.

El actor cuenta que están filmando primero "la etapa joven" de la historia, basada en la novela de Charles Brandt, y están yendo "década por década" para, finalmente, llegar a un edad más cercana a su edad real. "Así que estamos intentando hacerlo todo lo bien que podemos hacerlo", apunta.

"Y esa es la meta, que pueda ser algo especial que todos quieran ver y que vean algo que esté tan bien hecho como se pueda hacer hasta este punto (de la historia)", aclara De Niro. "Estoy emocionado por ver qué somos capaces de hacer", sentencia el actor.

Además, el actor ganador de un Oscar anunció que el rodaje de The Irishman comenzaría este mes de septiembre, aunque se esperaba que hubiera comenzado en agosto.

Estas declaraciones tratan de aclarar la situación que el proyecto vivió hace unos meses, cuando Scorsese se vio obligado a buscar otra productora después de que Brad Grey abandonara Paramount Pictures -quienes originalmente iban a producir la cinta-. Finalmente Netflix se hizo con la película que, aunque no hay confirmación oficial, esperan estrenar en su plataforma en 2019.

Sensacine