Rowan Atkinson: "Hay más posibilidades de que haga otra película de Johnny English que de Mr. Bean"

407550.1.644.368.20180919165825
Vídeo de la noticia
Publicado 19/09/2018 16:58:25CET

   LONDRES, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Rowan Atkinson regresa a los cines este viernes 21 de septiembre con la tercera entrega de Johnny English: De nuevo en acción. Siete años después, el cómico británico vuelve a encarnar al espía más intrépido y patoso del MI5. ¿Su misión esta vez? Impedir que un sofisticado sistema tecnológico siembre el caos en el gobierno y las calles de Reino Unido.

   "El secreto del éxito de Johnny English es... que nosotros escribimos los guiones y, obviamente, queremos que gane", asegura Atkinson en una entrevista concedida a Europa Press durante la presentación del filme en Londres en la que se muestra convencido de que esta nueva aventura enganchará a espectadores de todas las edades y de la que no descarta una secuela. "Creo que hay más posibilidades de que haga otra película de Johnny English que de Mr. Bean", reconoce.

   Tal como se plantea desde el primer instante, el mayor reto de English será superar el salto tecnológico de los últimos años, los que ha pasado impartiendo clase a niños de diez años. Todavía entre pupitres, recibe la llamada de la primera ministra (Emma Thompson), que reclama sus servicios cuando un hacker desvela la identidad de todos los agentes secretos en funciones. "Lo extraño es que no creo que piense mucho en ello como un reto", señala el actor protagonista. "Él lo único que quiere es ser espía: tener un coche fantástico, un traje precioso y viajar a lugares exóticos".

   Atkinson considera que la diferencia entre expectativas y realidad sigue siendo la clave de este personaje imperecedero, cuyas dos primeras entregas -2003 y 2011- recaudaron unos 160 millones de dólares cada una. "Su ambición es mucho mayor que sus habilidades... Y ese el chiste de Johnny English. No es tan bueno como se cree y por eso disfrutamos viéndolo fracasar". Sin embargo, el tono amable y vacilón de la cinta dirigida por David Kerr (Inside No. 9) hace pensar que todo, por mucho que el protagonista se empeñe en lo contrario, saldrá bien.

UN JAMES BOND CREÍBLE

   Las comparaciones siempre son odiosas, más si se trata del espía más famoso de la historia del cine. ¿Qué tienen que ver James Bond y Johnny English? En palabras de Rowan Atkinson, ambos comparten "la determinación y el coraje", aunque el coraje de Johnny sea "bastante más necio que el de Bond". No obstante, la magia de English reside en que "es un personaje creíble", aclara el protagonista. "Es muy valiente y persistente; por eso acaba ganando".

   Curiosamente, Atkinson se ha visto acompañado en este rodaje por una chica Bond. Olga Kurylenko cambia el acento boliviano de Camille Montes en Quantum of Solace (2008) por el ruso de la espía Ophelia Buletova, quien pondrá en jaque los movimientos de Johnny English mientras no deja de asombrarse con sus particulares estrategias y muestras de 'ingenio'.

   "Cualquier persona inteligente consideraría que no es muy bueno en su trabajo y que es raro a veces", reconoce Atkinson. Sin embargo, el actor británico entiende que, al fin y al cabo, "lo que la mayoría de la gente ve en Johnny English es la dulzura y su carácter infantil. Es como un niño en una tienda de chucherías. Puedes ver esa vulnerabilidad en toda la película y un papel opuesto como el de Olga hace que las cosas funcionen".

ICONO DEL HUMOR VISUAL

   Sin duda alguna, los proyectos de Rowan Atkinson llevan ligados un estilo de humor muy particular. Lenguaje no verbal, patetismo, humor visual... Señas de identidad que popularizó primero con el inolvidable Mr. Bean y, años más tarde, con este espía que ahora estrena su tercera película. "No siento responsabilidad", asegura Atkinson sobre su condición de icono del humor británico. "Pero si tengo que ayudar a mantener ese estilo de comedia visual... yo encantado. Lo hago porque me gusta y porque puedo hacerlo".

   "Lo que me preocupa de la comedia hoy en día es que mucha de la comedia actual es muy adulta", explica al respecto de la soledad del personaje en un panorama poblado de comedias más gamberras. "Quiero decir, lo bueno de películas como Johnny English o Mr. Bean es su espíritu familiar y que gente de cualquier edad puede verlas. La mayoría de las comedias ahora son más adultas y estoy contento de que Johnny English y cintas así puedan mantener ese interés amplio y familiar", remarca el cómico británico.

   En cuanto al futuro, Rowan Atkinson quiere seguir divirtiéndose como hasta ahora. Eso sí, a sus 63 años apunta que será "difícil" verlo interpretar a alguno de sus dos personajes más recordados. "Creo que hay más posibilidades de que haga otra película de Johnny English que de Mr. Bean, pero puede que esté equivocado y haga las dos... o ninguna". Por el bien del humor, que sean muchas más.

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol