Actualizado 04/01/2006 18:00 CET

Santiago Tabernero debuta como director con 'Vida y color', una historia de iniciación ambientada en 1975

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

El periodista y guionista cinematográfico Santiago Tabernero debuta como director con la película 'Vida y color', una historia de iniciación ambientada en 1975, rodada en el barrio madrileño de Fuencarral. Para su ópera prima, "una fábula negra" que encierra una metáfora política, ha contado con un plantel de actores muy jóvenes, en el que destaca el niño Junio Valverde, y que se completa con Silvia Abascal, Joan Dalmau, Ana Wagener, Adolfo Fernández, Carmen Machi, Miguel Ángel Silvestre, Andrés Lima y Maru Valdivielso, entre otros.

"Estoy muy emocionado y convencido de que ésta es una película muy especial", explica Tabernero, quien además firma el guión de su primera película. Ambientada en la España de 1975, en vísperas de la muerte de Franco, 'Vida y color', que se estrena mañana, se adentra en los arrabales de una gran ciudad para contar la historia de Fede (Valverde), un chaval de 14 años, que emprenderá un viaje de iniciación para encontrar su sitio en el mundo.

Se trata de "un cuento", una historia "muy coral" con "personajes de barrio que esconden misterios y secretos". Además de contener muchas aventuras juveniles, es también "un relato de terror" porque Fede "se mueve en un río de aguas negras, muy terrible de mirar de frente". "Es una película de rango poético, muy bella con imágenes estremecedoras", afirma Tabernero, guionista de 'Taxi' y coguionista de filmes como 'Asfalto' o 'Desvío al paraíso'.

Tabernero señala que se trata de una película "triste, dolorosa, pero que transmite bondad". En la banda sonora del filme, realizada por Paco Ortega, destaca las versiones del tema 'Mammy blue', un éxito de los años 70, época que Tabernero no quería mirar con nostalgia. "Me gusta el lado gótico, ir más allá de la realidad", precisa un amante de la estética de los filmes de Tim Burton.

GUSANOS DE SEDA Y ÁLBUMES DE CROMOS

Eso sí, las generaciones de españoles mayores de 30 años pueden sentirse identificados en el filme. "Les puede tocar la fibra muy íntimamente", afirma el director de un filme en el que los jóvenes de un barrio obrero juegan al corro de la patata o al látigo en el descampado cercano a sus casas, meriendan bocadillos de Nocilla, crían gusanos de seda en una caja de zapatos, experimentan la llegada de la tele en color o coleccionan cromos para sus álbumes.

El porqué de lanzarse ahora a la dirección, lo explica Tabernero detallando que llevaba mucho tiempo intentado realizar esta cinta pero que no había sido nada fácil. Ha llevado un gran esfuerzo, sobre todo por el coste de producción -más de 300 millones de las antiguas pesetas- . "Al final, he contado la historia que quería, con el equipo que quería", afirma.

En esta "fábula negra", Silvia Abascal da vida a Bego, la hermana de Fede, una chica de la época que se debate entre seguir una vida tradicional, casándose y formando una familia, y la independencia laboral para cumplir sus sueños. Su hermana en la vida real, Natalia Abascal, con síndrome de Down, también trabaja en 'Vida y color' en el papel de Ramona.

Lima es Marciano "un personaje miserable, el monstruo de este cuento infantil", dice el actor. Silvestre, por su parte, que debuta como actor en esta película, da vida a Javi, "un héroe de barrio".

Wagener es la madre de Fede y Nadia de Santiago (conocida por la serie 'Ana y los 7') es Sara, amiga del niño protagonista, "el patito feo del barrio", con el que Tabernero se siente identificado.