Actualizado 20/12/2019 9:45:55 +00:00 CET

Sorogoyen dirige 'Antidisturbios', la nueva serie de Movistar+: "Son un colectivo que despierta polémica y ambivalencia"

Rodrigo Sorogoyen y Raú Arévalo en  'Antidisturbios', la serie de Movistar+
Rodrigo Sorogoyen y Raú Arévalo en 'Antidisturbios', la serie de Movistar+ - ENRIQUE BARÓ / MOVISTAR+

   MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) 

   'Antidisturbios', la serie de Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña para Movistar+, continúa su rodaje en Madrid. La ficción, aún sin fecha de estreno, está centrada en seis miembros de este cuerpo de seguridad, un colectivo que, habitualmente, "despierta polémica y ambivalencia".

   "Al tener seis capítulos, podemos analizar e intentar introducirnos en los grises de la brigada", señaló Sorogoyen en un encuentro con los medios durante el rodaje al que asistió Europa Press. "Hemos intentado alejarnos de los puntos comunes: Cuando hacen su trabajo, algunos a veces son malas bestias, pero otras veces no. Hemos intentado alejarnos de los blancos y los negros e intentar meternos en el gris", explicó.

   La serie, creada por el propio Sorogoyen junto a su guionista habitual, Isabel Peña, relata la vida de seis miembros de la Unidad de Intervención Policial tras la ejecución de un deshaucio que acaba en tragedia. Ahí entrará Laia Orquijo (Vicky Luengo), agente de la Unidad de Asuntos Internos, que tendrá que investigar las irregularidades de este desahucio.

DE LA REALIDAD A LA FICCIÓN

   "Lamentablemente, estas cosas ocurren a diario y, lamentablemente, estas personas tienen que hacer su trabajo", continuó el director. "Pero no sólo se dedican a sofocar manifestaciones: En cualquier operación con cierto riesgo, los antidisturbios están presentes", indicó. Por lo tanto, el marco social "se modifica" a lo largo de la serie, ya que la trama de esta temporada se alarga durante los "varios meses" en los que tiene lugar la investigación.

   "Nos hemos basado también en las revueltas que hubo el año pasado, en la que un mantero murió de una parada cardiaca", comentó Sorogoyen haciendo alusión al caso de Mmame Mbaye, el mantero senegalés que falleció en el madrileño barrio de Lavapiés y que inició una serie de protestas en las que hubo especial presencia de la Unidad de Intervención Policial. "Lo rodamos en el mismo sitio en el que ocurrió", apuntilla Raúl Arévalo, uno de los protagonistas de la serie.

   Pero no todo lo que pretende la serie es mostrar el complejo y, a veces, violento trabajo de la brigada. "Queríamos ver a los antidisturbios en distintas situaciones a las que se enfrentan: desde un desahucio y una manifestación violenta a un partido de fútbol donde controlan a hinchas violentos, una manifestación de cincuenta personas en el Congreso o su trabajo en la Plaza de Callao", declaró el realizador.

   ANTIDISTURBIOS, EN 360º

   'Antidisturbios' pretende estar lo más pegada posible a la realidad, para lo que han contado, en primer lugar, con un asesor sobre la particular brigada. Pero, además de eso, el trabajo técnico y artístico ha sido clave en el rodaje de la serie, tanto en la recreación de sus espacios como en la grabación de sonido y el vestuario de personajes y figurantes.

   La serie utiliza una novedosa técnica de grabación de sonido en 360º, como explica Aitor Berenguer, el jefe de este departamento: "Hemos hecho grabaciones ambisónicas en las que hemos hecho fondos y diálogos al mismo tiempo, para llevar una parte de realidad de lo que está sucediendo ahora mismo, ya que tenemos referencias muy exactas de lo que está pasando en las calles en televisión".

   También ahí ha sido clave el trabajo del departamento de arte, del que es responsable Miguel Ángel Rebollo. Un departamento que ha tenido que ambientar más de 200 sets en los que el hilo conductor era "un realismo madrileño que no cayera en el tópico costumbrista", de manera que se consiguiera "una estética realista".

   El mismo grado de detalle ha seguido Alberto Varcárcel, encargado del vestuario de la serie, que destaca el "ojo" de Rodrigo Sorogoyen para que todos los figurantes de 'Antidisturbios tuvieran entidad propia. Todo con un objetivo: "Queremos evitar ruido en la serie, para entrar en las historias de cada personaje sin que la verosimilitud sea una distracción".