Publicado 23/11/2020 17:43CET

La Academia Norteamericana de la Lengua Española comparte la "preocupación" de la RAE contra la 'Ley Celaá'

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, aplaude durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, aplaude durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados. - POOL. David Castro/El Periódico de Cataluña

   MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE) comparte la "profunda preocupación" de la Real Academia Española (RAE) por la reciente aprobación en el Congreso de los Diputados de la reforma de la ley de educación, también conocida como Ley Celaá.

   En este sentido, la academia, en un comunicado, ha criticado que, con esta nueva ley, el español o castellano "deja de ser lengua vehicular en la enseñanza" en España.

   Por ello, considera que la 'Ley Celaá', que ahora pasará al Senado, "no solo afecta a España sino también a los casi 600 millones de personas que comparten una lengua universal".

   "Pertenecemos a la familia de las 23 academias de la lengua española en cuatro continentes (ASALE). Nuestra perspectiva no es política sino académica. No se trata de desconocer otras lenguas ni de imponer una sobre las demás, sino de defender un patrimonio universal y velar por su conservación y desarrollo en todos los ámbitos de la cultura y la sociedad", señala el comunicado.

   Aunque entiende que la RAE "carece de competencia para pronunciarse sobre problemas de constitucionalidad", la ANLE ha asegurado que "eso no impide que haga sentir su voz, avalada por más de tres siglos en defensa de nuestro idioma, para procurar que la reforma legal no cuestione el uso del español en todo su territorio".

   Para la academia, la lengua que millones de personas tienen como lengua materna "no es solo vía de comunicación sino también de acceso a la cultura y la ciencia y a todos los aspectos del desarrollo humano".

   "Por eso compartimos plenamente la posición de la RAE de ponerse a disposición del Gobierno de su país para prestar el asesoramiento que considere necesario mientras el proyecto de ley se tramita en el Senado", ha sentenciado la ANLE.