La directiva de SGAE presenta unos "estatutos de mínimos" para evitar el "voto autodestructivo"

Presentación pública del nuevo presidente de la SGAE, el gaitero José Ángel Hevi
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Actualizado 19/12/2018 15:10:00 CET

   Hevia habla de la franja nocturna: "Nos estamos matando por un porcentaje de derechos que se ha magnificado"

   MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La junta directiva de la SGAE ha pedido a todos los socios de la entidad que no emitan un "voto autodestructivo" en la asamblea del próximo 27 de diciembre, si bien reconociendo que los Estatutos que se votarán serán "de mínimos".

   "Al final, lo que estamos haciendo es parchear los estatutos a base de cambios", ha reconocido Hevia en una rueda de prensa en la sede de la SGAE, secundado por los otros cuatro vicepresidentes de la entidad.

   En la misma línea se ha mostrado el vicepresidente del Colegio Audiovisual, Antonio Onetti, quien ha hablado de unos "estatutos de mínimos solo para adaptarse a la Ley y no favorecer a nadie". "El voto responsable debe de ser sí, lo contrario sería pegarse un tiro en el pie", ha apuntado.

   En los estatutos que se votarán el 27 de diciembre --y que deben de ser enviados a Cultura, previo requerimiento del departamento de José Guirao-- se incluyen, entre otras novedades, una Comisión de Supervisión con cinco socios ajenos a la junta y uno externo a la entidad.

   "No queremos unos estatutos que favorezcan a ningún sector de la casa, motivo por el que fueron rechazados los anteriores. El entendimiento vendría en base a ajustarse a los puntos marcados en la ley", ha señalado Hevia, quien además ha adelantado que el objetivo de esta junta es el de crear una Comisión de Estatutos en el futuro.

   Los integrantes de la Junta han reclamado "unidad" ante la próxima votación, que consideran decisiva para el futuro de la entidad, alertando de que en caso de salir el 'no', podría tener "consecuencias catastróficas".

   "No sabemos el escenario que nos viene en caso de no aprobarse los Estatutos", ha explicado el presidente de la SGAE, tras adelantar que la junta en cualquier escenario "seguirá trabajando para todos los socios". Eso sí, teniendo en cuenta que podría llegar tanto la "retirada de licencia" del Ministerio de Cultura y Deporte como la intervención ministerial.

   "Hay socios muy cansados del enfrentamiento intercolegial, pero esta junta directiva defiende seguir adelante. Queremos que nos den un voto de confianza y poder tener tiempo para solucionar los problemas que llevamos arrastrando de hace tiempo", ha aseverado Onetti.

   En la Asamblea del 27 de diciembre también se votará la nueva normativa de reparto. No obstante, para el reparto de diciembre, Hevia ya ha adelantado que se han hecho "en función de la legalidad vigente y paralelo al reparto heredado".

EL REPARTO DE LA FRANJA NOCTURNA

   Precisamente, Hevia ha detallado ese reparto, del cual de los 107 millones de euros en total de derechos, 18 millones van a parar para la franja nocturna (autores y editores). Como los autores firman un contrato al 50% con editores, finalmente lo recaudado en esa franja para autores es un 9% del total.

   "Nos estamos matando por un porcentaje de derechos que se ha magnificado", ha señalado Hevia, quien no obstante ha encontrado la respuesta de Fermín Cabal, vicepresidente del Colegio de Gran Derecho. "Solo el dinero de la franja nocturna es más de lo que se reparte el Colegio Audiovisual", ha lamentado.

   Cabal ha admitido, en alusión a la práctica conocida como 'La Rueda', que "hay irregularidades y responsabilidades de reparto que tienen que ser corregidas", aunque insistiendo en que es un asunto que "se está intentando salvar juntos". "Hemos intentado llegar a un acuerdo", ha añadido.

LA SGAE, "SIN ENEMIGOS"

   "La SGAE no reconoce enemigos", ha señalado Hevia al ser preguntado por esas discrepancias, afirmando además que "el reto de futuro" de esta junta es el de lograr también "una percepción social comprensiva" con la entidad. "SGAE es una entidad recaudatoria, pero los usuarios no son enemigos", ha indicado.

   Precisamente, el vicepresidente del Colegio de Editores, Clifton J. Williams, ha aludido a la salida de multinacionales discográficas. "La presión desde fuera es enorme también, se han movido para montar su propia SGAE, pero nuestra responsabilidad ahora está con los socios", ha concluido.

Contador