Actualizado 19/04/2007 23:42 CET

El director del Guggenheim aprobaría el traslado del Guernica en base a las opiniones "optimistas" de los expertos

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director del Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, señaló hoy en el Senado que existen opiniones de expertos "muy optimistas" que avalan el posible traslado del Guernica al País Vasco y espera que la decisión que se tome respecto al cuadro no sea consecuencia de una "guerra de banderas". "Espero que no se prime la política sobre el arte". "Sólo solicitaríamos la cesión si de da una situación de consenso entre todos los grupos políticos sin elementos de presión", advirtió.

En una comparencia solicitada por el grupo de senadores vascos para dar su opinión sobre la posibilidad del traslado del cuadro en base a nuevos informes técnicos, Vidarte recordó la opinión de los expertos internacionales reunidos en Bilbao, hace 3 años, en el 'Congreso de Conservadores', cuyas declaraciones, en general, eran "bastante optimistas" en cuanto a las posibilidades del traslado en el marco de la celebración del 70 aniversario del bombardeo de Guernica y el décimo aniversario de la inauguración del Museo Guggenheim.

Vidarte matizó que no en ningún momento se está cuestionando su estado de "fragilidad" del cuadro, sino las condiciones de traslado, que se supone que en el siglo XXI deben de haber mejorado respecto a las existentes hace diez años cuando se denegó su traslado para la inauguración del Guggenheim.

El director del Guggenheim aseguró que no se deben "escatimar recursos" para estudiar el posible préstamo y señaló que es necesario recabar la opinión de expertos mundiales en embalaje, traslado y monitorización que apoyen las posibilidades del préstamo del Guernica.

CREAR UN COMITÉ CIENTÍFICO

En este sentido, apostó por la creación de un Comité Científico en coordinación con el Museo Reina Sofía, 'guardián' del la obra, que reúna a los mayores expertos mundiales en la materia. "Debemos ser humildes y reconocer que el conocimiento está en el mundo", indicó Vidarte, quien asumiría la responsabilidad del traslado del Guernica, si hubiera un informe positivo de los expertos.

"Los directores de los museos estamos tomando constantemente este tipo de decisiones", apuntó Vidarte, quien añadió que en la vida no existen situaciones "exentas de riesgo". Y minimizar el riesgo en el traslado de las obras de arte atentaría, en su opinión, contra su objetivo fundamental de las piezas artísticas que es ser contempladas por el público.

"Sabemos que es una decisión delicada pero cuanta más información o nivel de conocimiento recabemos, mejor será para tomar una decisión", advirtió el director del Guggenheim, quien acepta que las "vibraciones" a las que se sometería el cuadro con su traslado es uno de los mayores problemas que hay que evitar y que debe ser estudiado por la "expertos de la comunidad científica internacional" "sin que sea un desprestigio para el Reina Sofía", matizó

EL "CUELLO DE BOTELLA"

Por otra parte, los grupos políticos representados en el Senado, a excepción del PSOE, coincidieron en la necesidad de que la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando emita un informe técnico sobre la conveniencia o no del traslado del lienzo tal y como se insto al gobierno en una moción aprobada por la Cámara Alta hace un año. "El traslado del esta pieza coincidiendo con el 70 aniversario del bombardeo de esta localidad es una petición oportuna", declaró el portavoz del PP, Juan Van-Halen para quien el "cuello de botella" de la cuestión está en la negativa del Gobierno de realizar una petición formal a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para que elabore un informe técnico.

En este sentido, senador nacionalista vasco Javier Maqueda pidió que se cree un Comité de Trabajo y que se sienten a negociar el director del Guggenheim y la directora del Reina Sofía, bajo la coordinación de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

No obstante, Maqueda destacó la "buena disposición" del Museo Reina Sofía y su directora, quienes cederán treinta bocetos del Guernica después del verano para exponerlos en el País Vasco y posiblemente una veintena de los mismos antes del terminar el 2007.

Asimismo, entre el 17 y el 29 de abril, Guernica acogerá numerosas actividades, en el marco del 70 aniversario del bombardeo de Guernica como la presentación del libro del escritor vasco Bernardo Atxaga 'Lekuak. Gernika 1937', conciertos, charlas, etc.