La directora del Museo de Arte de Ucrania: "Rusia no quiere sólo ocupar territorio, también borrar identidad cultural"

Archivo - Varias personas descansan en la cripta de una iglesia convertida en museo, que se usó como refugio en los primeros días en la guerra de Ucrania
Archivo - Varias personas descansan en la cripta de una iglesia convertida en museo, que se usó como refugio en los primeros días en la guerra de Ucrania - Pau Venteo - Europa Press - Archivo
Actualizado: jueves, 16 mayo 2024 15:46

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Gaza

   MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

   La directora del Museo de Arte de Ucrania, Yuliva Lytvynets, ha lamentado este jueves en una conferencia en Madrid que desde Rusia no se quiera "sólo ocupar territorio, sino también borrar la identidad cultural" de su país atacando lugares como la propia pinacoteca.

   Lytvynets ha participado en la jornada dedicada a los museos en tiempo de guerra organizada por el Museo del Prado en el marco del Día Internacional de las pinacotecas. En su intervención, ha detallado cómo es el día a día en esta institución a raíz de la invasión rusa desde hace dos años.

   La directora del museo ha explicado que ya son tres los museos ucranianos destruidos por los ataques del ejército de Putin, siendo su centro otro de los posibles objetivos al encontrarse rodeada de edificios gubernamentales en Kiev. "Lo hemos evacuado todo", ha reconocido en su discurso.

   Lytvynets ha explicado cómo el Museo de Arte de Ucrania "siempre" cuenta con planes de evacuación al ser una zona que ha sufrido a lo largo de su historia varios conflictos bélicos y ocupaciones. Una de las primeras decisiones que tomaron tras estallar la guerra fue la de enviar todas las obras a un sótano que ejercía prácticamente de búnker.

   "En un solo día todas las obras fueron llevadas a un lugar subterráneo y la mayoría de funcionarios se fueron a lugares seguros del país o al extranjero. Quedaron dos personas que vivían literalmente en el museo: este edificio era el que nos protegía y nosotros protegíamos al museo", ha apuntado.

   La puesta en lugar seguro de esas obras ha supuesto que el museo esté a día de hoy "prácticamente vacío". "Ahora suelo decir que somos un museo de marcos, que es lo único que ha quedado, pero soy optimista y creo que, una vez se acabe la guerra, haremos el proceso al revés y desempaquetaremos todo lo que hemos sacado", ha señalado.

   Precisamente, Lytvynets también ha agradecido la colaboración del Museo Thyssen en esos comienzos de la guerra, ya que fueron "los primeros que confiaron en la importancia" del arte ucraniano, organizando una exposición con muchas de sus obras. El traslado de estas piezas fue una difícil operación logística entre bombardeos.

   "Decidimos sacar las obras un martes porque los lunes solían ser los días de bombardeo ruso, pero cambiaron sus planes y también atacaron Kiev. Estábamos todos en el sótano esperando y solo con una breve interrupción fuimos capaces de llevar todo por la frontera de Polonia", ha indicado.

125 AÑOS ABIERTO

   Ahora, este museo --que en 2024 cumple 125 años-- tiene abierta sus puertas con pequeñas exposiciones y subastas con objetivos benéficos y gracias a las aportaciones del extranjero con material como generadores. "Intentamos seguir trabajando porque queremos ser útiles para nuestro país", ha destacado, explicando que la mayoría de los beneficios van destinados a fundaciones y hospitales e, incluso, directamente a familias que han perdido sus viviendas.

   "Es una responsabilidad no solo para el arte, sino para salvaguardar la identidad de toda una nación: sabemos que la victoria va a llegar y va a ser nuestra, hay que creer en la fuerza del arte", ha concluido, recordando que cada día que van al museo, los trabajadores se hacen una fotografía a la entrada con la bandera de su país.

   El presidente del Museo del Prado, Javier Solana, ha mostrado antes de la intervención de Lytvynets el apoyo de la institución española. "Estamos viviendo con vosotros una gran odisea, este museo tiene una historia muy larga y sabe lo que es una guerra. Ahora os toca a vosotros y estamos a vuestro lado: este museo os quiere", ha señalado.

Contador