Publicado 28/05/2021 13:31

Entidades culturales y sociedad civil avisan de los efectos de una transposición "sesgada" de la Directiva de Copyright

El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, durante el acto de firma de un Convenio para digitalizar fondos documentales de interés para la Memoria Democrática, a 26 de mayo de 2021, en el Auditorio del Ministerio de Cultura, Madrid,
El ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes, durante el acto de firma de un Convenio para digitalizar fondos documentales de interés para la Memoria Democrática, a 26 de mayo de 2021, en el Auditorio del Ministerio de Cultura, Madrid, - Alberto Ortega - Europa Press

   MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   Xnet, Wikimedia España, Creative Commons España, la Federación Española de Sociedades de Archivística, Biblioteconomía, Documentación y Museística (FESABID) e Interferencias han alertado sobre los efectos de una transposición "sesgada" de la Directiva europea de Copyright y han criticado la "opacidad del proceso llevado a cabo por el Gobierno".

   Así lo han advertido este viernes las mencionadas entidades culturales y de la sociedad civil, que han recordado que el plazo para trasponer la directiva europea finaliza el próximo 7 de junio.

   En un comunicado, recogido por Europa Press, las organizaciones han subrayado que dicha transposición "implica ámbitos muy delicados para la salvaguarda de los derechos de libertad de expresión, de acceso a la información y al conocimiento y de protección del patrimonio cultural en el ecosistema digital, con el consiguiente perjuicio para la ciudadanía si estos no se tienen en cuenta".

   Asimismo, las entidades han criticado que "sólo se tenga en cuenta el sector más monopolístico y comercial de las entidades culturales" en la redacción de un proyecto de ley que debe presentar el Ministerio de Cultura, a través de la Subdirección General de Propiedad Intelectual.

   En este sentido, han argumentado que el Directive Implementation Tracker (DSM), que ha puesto en marcha la asociación europea Communia, permite seguir el proceso de transposición en todos los Estados miembros de la Unión y comparar las metodologías utilizadas. "En España no tenemos información oficial sobre el proceso", han alertado.

   "Una transposición poco respetuosa con los derechos fundamentales puede transformar la directiva en una aberración legislativa digna de la lista de libros prohibidos de la Inquisición", ha declarado Simona Levi, de Xnet, quien ha apuntado las implicaciones del polémico Artículo 17, que "podría implicar la implementación de filtros automáticos de contenido".

   La nueva Directiva contempla también los usos digitales de las publicaciones de prensa en su Artículo 15. En este punto, Virginia Díez, de Wikimedia España, alerta sobre los efectos que las medidas propuestas pueden tener en el acceso al conocimiento y la información. "Pedimos que se proteja el derecho de acceso a la información y a la verificación de fuentes. Es fundamental que existan en Internet noticias verificables e imparciales, que ayude a la sociedad a tomar decisiones y a luchar contra la desinformación", ha comentado.

   Los artículos 3 y 4 de la directiva tratan sobre la minería de datos y textos. Ignasi Labastida, de Creative Commons España, ha reivindicado una excepción que permita extraer información a partir de los datos y los textos a los cuales pueden acceder investigadores y la ciudadanía en general. "Debemos velar para que en la transposición de la directiva no se restrinjan el tipo de obras ni la forma de acceder ni se impongan condiciones que limitan esta extracción tan necesaria para avanzar en la generación de conocimiento", ha reclamado.

   Por su parte, Ariadna Matas, de FESABID, ha insistido en "la necesidad de proteger a las excepciones y limitaciones de disposiciones contractuales contrarias o de medidas tecnológicas de protección". "Es necesario corregir las dificultades de poner a disposición del público este patrimonio tan valioso pero inaccesible por razón del derecho de autor", ha apostillado.

   Finalmente, en relación con el Artículo 14, Lorena Sánchez, de Interferencias, ha reclamado que "todo aquello que sea de dominio público en el mundo offline, debe mantenerse de dominio público en el mundo online, como es el caso de la digitalización de obras de arte".