Actualizado 13/03/2013 14:52

Luis Araújo: "Kafka es un profeta de nuestra contemporaneidad"

 'Kafka Enamorado'
CDN

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Teatro María Guerrero acoge desde el 15 de marzo hasta el 28 de abril 'Kafka Enamorado', un montaje que indaga en la vida más íntima y personal del escritor praguense, todo un "profeta de nuestra contemporaneidad", según ha recalcado este miércoles el autor Luis Araújo.

En concreto, la trama de este montaje --cuyo título es una "intencionadísima ironía" con 'Shakespeare in love', según ha admitido el autor--, se centra en una historia real y compleja que terminó de forma dramática ante la imposibilidad de realización del amor que sentían el escritor y Felice Bauer, intensa pareja enamorada durante años pero con imposible encaje el uno con el otro.

Dirigida por José Pascual, cuenta en su elenco con Jesús Noguero (Franz), Chema Ruiz y Beatriz Argüello (Felice). Precisamente esta última ha resaltado que entre los dos protagonistas había una "relación tortuosa porque cada uno quiere cambiar al otro pero ninguno quiere cambiar, de manera que aunque los dos se aman locamente, no logran salvarse".

A este respecto, Araújo ha agregado que rompieron definitivamente después de cinco años, un tiempo tras el que "ella se casa, tiene hijos y vive en Estados Unidos, por lo que finalmente se puede decir que se construyó la vida que quiso vivir como la mujer independiente y moderna que era".

"SACRIFICÓ EL AMOR"

"Están completamente enamorados para no encuentran la forma de encajar. Eso sí, la relación con Felice le provocó a Kafka el ataque de creatividad definitivo", ha apuntado Pascual, quien también ha planteado que para Kafka la idea de una vida matrimonial y familiar ordenada era incompetable con sus anhelos artísticos, por lo que acabó sacrificándola.

Por eso el director ha remarcado que Kafka "es un ejemplo artístico y moral", ya que demuestra que "las cosas no son fáciles y llegar a un determinado nivel cuesta mucho esfuerzo y sacrificio". Esta reflexión ha llevado a Araújo ha recordar que la vida ideal del escritor praguense era "estar encerrado escribiendo y que alguien se dedicara a llevarle la comida".

Para Jesús Noguero, Kafka "tenía todas las papeletas para ser un sociópata, pero a través de la literatura logró trascenderse". Además, ha añadido que Kafka veía el "arte como herramienta para descubrirte e interpretar el mundo, algo que es muy oportuno en este momento".

"Kafka tiene una actualidad indiscutible en este momento de banalización de la cultura, pues él significa el precio a pagar por el valor de la alta cultura. Kafka nos conecta con el sentimiento del hombre contemporáneo, es la inauguración de la modernidad", ha sentenciado Araújo.