5 de junio de 2020
 
Publicado 14/01/2020 16:42:52 +01:00CET

La obra teatral 'Atentado' reflexiona sobre los ataques terroristas en Europa y la "influencia" de los medios

Eva Rufo, Ángel Ruíz y María Morales, los tres actores que componen el elenco de 'Atentado'.
Eva Rufo, Ángel Ruíz y María Morales, los tres actores que componen el elenco de 'Atentado'. - TEATRO ESPAÑOL

MADRID, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

La obra de teatro 'Atentado', que se estrena este jueves 16 de enero en el Teatro Español de Madrid, reflexiona sobre el significado de los ataques terroristas en Europa y sus consecuencias, así como el poder de los medios de comunicación para transmitir diferentes puntos de vista y ser fieles a la verdad acerca de los atentados.

El autor, Félix Estaire, ha matizado que la obra pretende mostrar la influencia que tienen los mecanismos de la comunicación sobre la independencia de las personas. "Me planteo que si esto a lo que llamamos libertad es realmente libertad o si estamos tan supeditados por todo lo que vemos y escuchamos que lo que somos es un producto de reacciones que vienen premeditadas por otros sitios", ha subrayado.

En esta línea, ha resaltado que, en su opinión, los medios de comunicación, tanto los convencionales como las redes sociales, buscan que se genere una noticia "que alimente la curiosidad del espectador", en lugar de relatar un hecho desde diferentes puntos de vista.

La obra, codirigida por Estaire y Xus de la Cruz, comienza tras producirse un atentado en un importante museo del corazón de Europa, un hecho que lleva a Marc, un trabajador del museo interpretado por Ángel Ruíz, y a Helen, una jefa de comunicación de un partido político a la que da vida María Morales, a esconderse en un cuarto de limpieza en el que se establece una "lucha dialéctica" hasta que se calma la situación.

Para Morales, el objetivo principal de 'Atentado' es mostrar cómo se plantean las personas los hechos a partir de aquello que le cuentan los medios de comunicación y ha señalado que el gran reto de la obra está en mostrar este tipo de situaciones de una forma "fidedigna" y "desde el respeto a las víctimas reales". "La obra tiene un grado de verdad y de implicación muy fuerte para que no nos quedemos solo en la idea de lo que puede ser un atentado", ha puntualizado.

El tercer personaje que entra en acción, a través de un juego temporal, es el de Eva Rufo, una directora de informativos que "representa la duda" que le ha permitido plantearse cómo es la relación con el poder y las líneas que está dispueta a traspasar una persona, además de conocer de cerca cómo es para un periodista quedarse sin la palabra, "su herramienta fundamental", porque el poder no le permite contar determinados datos.

TRES PERCEPCIONES SOBRE LA VERDAD

Así, la codirectora de la obra, Xus de la Cruz, ha destacado el concepto que el texto baraja sobre la verdad a partir de los posicionamientos de los tres personajes: uno de ellos piensa que la verdad existe, otro cree que la verdad es subjetiva y el tercero viaja a través de esos dos extremos.

De la Cruz ha apuntado que 'Atentado', que podrá verse hasta el 16 de febrero, pretende también meditar acerca del poder de las palabras en una "sociedad de la imagen" en la que, a su juicio, prevalece el parecer por encima del ser.

A pesar de que ambos directores han admitido que la representación se nutre de elementos de los atentados de la Sala Bataclán de París y de la Estación de Atocha de Madrid, Estaire ha aclarado que el texto no hace referencia directa a ningún ataque concreto, así como que se ha inspirado en ellos para construir la trama.

"Hay elementos de Bataclan o de Atocha, pero no se mencionan. La obra no está localizada en ideas, ni ideologías políticas, son seres humanos en unas circunstancias", ha apostillado.

De la Cruz ha matizado en este sentido que el texto presenta referencias reales de las personas que se tuvieron que encerrar en Bataclan para sobrevivir, encontradas en diferentes lecturas, para que los actores pudiesen construir "el miedo y el terror".

Asimismo, Estaire ha justificado la elección de un museo como escenario del ataque porque se trata de "un álbum de fotos de la historia", al tiempo que ha destacado la "metáfora" que supone que los personajes de Morales y Rufo se encierren en un cuarto de limpieza del museo.

De este modo, ha explicado que este hecho tiene que ver con el "tranpantojo social" de la apariencia y lo real, aquello que muestra la sociedad -la belleza del museo- y lo que esconde -el cuarto de limpieza-.

Por otra parte, ha asegurado que ha tardado "tanto" en estrenar la obra, escrita en 2017, porque "es muy díficil sacar las cosas adelante", aunque ha asegurado que en estos años ha trabajado para tratar su temática "con el máximo respeto" hacia las víctimas de atentados.

Para leer más